El Phablet de Apple

23/01/2013 por Carlos Burges

El Phablet o "tabletófono" es un concepto diseñado para ir difuminando las fronteras entre las gamas de dispositivos. Básicamente está diseñado para aquellos usuarios que requieren de un teléfono, pero esa funcionalidad no es la más importante de su dispositivo que está más orientado a la utilización de aplicaciones y al uso de traiga de datos. Estos dispositivos, por su orientación, tienden a acercarse más a un tablet para ofrecer una pantalla mayor con la que interactuar y en algunos casos, a pesar de disponer de esta pantalla de más pulgadas, añaden un lápiz (stylus) al dispositivo ya que el interfaz mostrado cuenta con elementos que resultan demasiado pequeños incluso para la sobredimensionada pantalla para ser un teléfono.

El problema de los Phablets es cómo determinar el tamaño de la pantalla. Se supone que es un teléfono, pero debe contar con una pantalla mayor y sin embargo, debe ser lo suficientemente manejable para poder ser utilizado en ambos entornos y además, caber en un bolsillo. Los diferentes fabricantes están exprimiendo este concepto intentando llegar al mayor tamaño máximo de la pantalla sin que los usuarios empiecen a encontrar incómodo llevar en el bolsillo este dispositivo con diferentes resultados además de que no resulte incómodo llevar un dispositivo demasiado grande al oído para realizar llamadas o recibirlas (lo que resultaría un poco esperpéntico, aunque peores cosas se han visto). Básicamente tampoco estos fabricantes se están exprimiendo mucho las neuronas al respecto de los phablets, y la maniobra recuerda mucho a cuando en el mercado de los ordenadores pensaron que había un hueco para los Netbooks, desplazados por los tablets y ahora en absoluta decadencia.

De todas formas de momento sí hay un mercado para estos dispositivos ya que diferentes fabricantes están ya comercializando dispositivos en esta línea aunque de momento podría calificarse como un nicho y no una macrotendencia por la que la mayoría de los usuarios estén interesados: simplemente es una fusión de dispositivos que trata de abarcar las necesidades específicas de cierto segmento del mercado.

La pregunta es, por otra parte, sencilla: ¿Y si Apple estuviera interesada en este nicho?. ¿Cómo abordaría este problema? ¿Haciendo simplemente la pantalla del iPhone más grande y ya está? ¿o debería añadir la capacidad de teléfono al iPad?.

Apple no es precisamente el tipo de empresa que se aproxima a los problemas usando tácticas comunes y lo ha demostrados a lo largo de los últimos años, forzando al resto de la industria a revaluar sus propuestas para competir con sus dispositivos. Así que no deberíamos pensar como están pensando el resto de fabricantes, simplemente ampliando el tamaño de las pantallas, sino ir un paso más allá.

Hay varios puntos a este respecto que además hay que respetar:
Apple mantiene gamas reducidas: es bastante improbable que en el caso de estar interesado en el mercado de los Phablets lance un nuevo dispositivo fuera de sus gamas actuales.
El concepto del iPhone está muy incrustado dentro de la identidad de Apple y está orientado a un mercado mucho más amplio que un simple nicho.
Para Apple lo importante es la usabilidad de un dispositivo, pero también la sencillez de su manejo.

Este último punto es quizás el que más delimita el cómo se crean los productos de Apple: todo tiene que ser fácil para el usuario. Fácil de entender y de manejar.

Llegados a este punto… ¿qué hacemos para convertir el iPad en un Phablet?. Nadie se va a llevar un iPad (ni un iPad mini) al oído por motivos evidentes (aunque Samsung, curiosamente, si está trabajando con este concepto, llevarse un tablón al oído)

Quizás en Cupertino busquen otras alternativas que pasen un campos relativamente poco explorados. En una de esas rachas de rumores a las que ya nos tienen acostumbrados los sitios web que no tienen nada que contar se ha hablado hace algunos meses del iWatch, un reloj fabricado por Apple en connivencia con Intel. Evidentemente los rumorólogos de turno no ven más allá de la posibilidad de que sea un reloj como "entidad propia" pero teniendo en cuenta que Apple no es precisamente fan de los auriculares bluetooth para su iPhone (de hecho, el que fabricaba y comercializaba lo retiró del mercado) no hay un dispositivo específico que cumpla ese cometido (salvo soluciones de terceras partes).

Un reloj evitaría la incomodidad (y lo llamativo) de llevar un dispositivo en la oreja además de poder integrarse con facilidad con todos los dispositivos de la marca: desde ordenadores a iPhones, iPads e incluso ipod Touch. Sería un "Mando" universal para todos ellos con integración con iTunes, posibilidad de intercomunicación (al estilo Dick Tracy) además de ofrecer la hora y alguna otra característica más como la capacidad de detectar por cercanía el/los dispositivos. No vamos a acumular elucubraciones sobre la existencia del mismo porque de hecho no estamos hablando sobre la veracidad del dispositivo en si, sino en cómo abordar este problema con una solución inter-plataforma e inter-dispositivo.

El asunto, en perspectiva es ese: la búsqueda por parte de Apple de una solución brillante, más allá del simbólico gesto de acoplarse un tablón en el oído. Como hacen el resto de los fabricantes.

0
Comentarios
  • #1 por Alf el 23/01/2013
    Yo creo que Apple no está interesada. La clave está en "como los netbooks".

    Y conste que cada vez veo más gente haciendo fotos y vídeo con el iPad (algo que se decía que nadie haría porque es ridículo ... ES ridículo, pero a la gente le da igual). La mejor cámara es la que tienes encima cuando quieres hacer una foto...

    Ahora, los Phobleteros (o Phableteros) ¿no tienen teléfono?, que por comodidad se pueda usar unos auriculares o un auricular Blutooth para llamar por Skype -algo que ya puede hacerse- o por Fring, o cualquier otro sistema no lo convierte en algo masivo.

    Apple para nicho ya tiene los Macs...
  • #2 por yules el 23/01/2013
    Las pantallas son muy golosas, cuando ves una más grande, la pequeña parece un sello de correos, pero yo creo que ocurre como con los niños y los perros de los demás, que son muy monos para mirarlos un rato, pero luego hay que cargar con ellos 24/7 y es difícil que compense.
  • #3 por Carlos Burges el 23/01/2013
    (casi) todo se resume en un refrán: "Ande o no ande, el burro grande".
  • #4 por DooM el 23/01/2013
    Pues a mi me gustan pequeñas... Hasta me gusta mas la pantalla del iphone4 que la del 5...
  • avatar
    #5 por --414213-- el 24/01/2013
    Habilitar la función de teléfono en los modelos 3G y 4G de los iPad sería un primer paso interesante.

    No digo para hablar "a la oreja", pero si en modo manos libres o con auriculares... una pena que no esté implementado.
  • #6 por wenmusic el 24/01/2013
    Yo cuando se usan como tablet los veo bien. Pero es responder una llamada y llevarse esa plancha a la cara y... Lo del manos libres mitiga el asunto, pero... Yo los smartphones los prefiero de 4" para abajo, no al revés.
  • #7 por Ramón Boj el 24/01/2013
    No veo a Apple entrando en ese mercado, ni a nadie. Aparte de lo incómodo de llamar con trastos semejantes, quien usa mucho una tableta y secundariamente hace llamadas, se compra una tableta y un móvil "tonto" y pequeñito ahorrando dinero y sin dar el cante por la calle.