La era postPC y los periféricos del futuro

01/05/2012 por Carlos Burges

La industria de los periféricos está pasando un momento doblemente difícil en estos momentos: acuciada por los problemas económicos que sufren el resto de empresas, está además intentando afrontar el cambio de paradigma informático entre el ordenador tradicional, al que tienen muy bien cogida "la medida" y los nuevos dispositivos móviles, un mercado para el que están intentando explotar ideas tradicionales que se agotarán pronto.

Y es que no hace falta mucho esfuerzo para ver que ideas se están volcando en el mercado de la era PostPC para darse cuenta que las empresas especializadas en periféricos se encuentran entre el miedo escénico y la prudencia. Ante la nueva plataforma simplemente se han dedicado a ocupar los huecos tradicionales, aquellos que les van a ofrecer cierta seguridad ciertas cifras de ventas mientras esperan que alguien de un paso adelante y dedicarse a copiar las ideas de éxito. Teclados, dispositivos apuntadores, baterías y unidades de almacenamiento han sido los campos en los que estas empresas han estado realizando prospecciones, algunas con relativo poco éxito ya que muchas empresas explotando los mismos segmentos hace que la oferta sea demasiado amplia como para obtener resultados rotundos que maquillen los resultados trimestrales.

El problema (y la solución, claro está) es que hacen falta nuevas ideas y empresas dispuestas a dar un paso adelante en llevarlas al mercado de consumo. Y de momento, las empresas de periféricos, ante este precipicio, no se están mostrando muy proactivas lanzando como mucho soluciones de software a lo sumo, intentando minimizar un mal aterrizaje.

Pero hay muchas posibilidades en el mercado para los valientes y desgraciadamente, Apple no va a estar muy bien posesionada antes estas futuras posibilidades.

Hay dos claros nichos de mercado sin explotar en el mercado de la era PostPC: la especialización de dispositivos móviles y los Power Backpacks.

La especialización de los dispositivos móviles es algo que Apple lleva tiempo explorando junto con empresas de terceros, concretamente con Nike, convirtiendo el dispositivo móvil en un elemento totalmente diferente para el que fue creado: Nike + iPod. Este es un perfecto ejemplo de cómo, con una solución mixta de hardware y software es factible abrir todo un mercado  de nuevos periféricos para los dispositivos móviles, ampliando y expandiendo sus capacidades más allá del destino para el que fueron creados. Varias universidades han estado trabajando en este sentido, y se han creado prototipos de todo tipo que trabajan en conjunto con un dispositivo móvil para, junto con un sensor o grupo de sensores, realizar tareas para las que no fueron diseñadas. El ejemplo perfecto es el proyecto  HiJack, que lleva en el mercado desde principios de 2011.

Hacer accesorios para un dispositivo con iOS requiere licenciar de Apple el conector del Dock, lo que resulta caro especialmente cuando se trata de proyectos de investigación, Universidades o incluso pequeñas empresas de tecnología.

Sin embargo es posible usar el conector de auriculares para disponer de una forma de comunicación con el dispositivo con iOS además de alimentar pequeños circuitos electrónicos. Un grupo de estudiantes del Departamento de Ingeniería Eléctrica y Ciencia computacional de la Universidad de Michigan han desarrollado un pequeño dispositivo llamado Hijack que hace mas sencillo conectar sensores a los dispositivos con iOS con un presupuesto muy bajo.

El proyecto Hijack esta compuesto de una plataforma hardware y software que abre una línea de comunicación entre un periférico pequeño y de bajo consumo y un iDispositivo. El sistema usa una frecuencia de audio de 22KHz que es convertida en 7,4mW de energía con una eficiciencia del 47%. Esta energía es suficiente para hacer funcionar un microcontrolador TI MSP430 así como otra electrónica añadida y también permite el Hijack comunicarse con cualquier aplicación en iOS. Los componentes necesarios para construir un Hijack tienen un costa tan bajo como 2,34 dólares cuando se utilizan en cantidad significativa.

El esquema para la circuitería del Hijack, junto con el código fuente para activar la comunicación con el dispositivo vía el puerto de audio está disponible en Google Code y con esta información, cualquiera con un poco de costumbre en el soldado de electrónica puede construir su propio Hijack para sus propósitos. El equipo de la Universidad piensa desarrollar APIS para poder usar esta técnica en dispositivos Android y Windows Phone en un futuro.

A pesar de que este proyecto lleva más de un año puesto en marcha, los principales fabricantes de periféricos han demostrado cierto medio en intentar desplegar nuevos periféricos basados en estas tecnologías a pesar de que hay mercados, tanto profesionales como de consumo, dispuestos a aceptar dispositivos que permitan personalizar un dispositivo móvil para convertirlo en una eficiente herramienta mucho más allá de lo que imaginaron sus propietarios en un principio: aplicaciones médicas profesionales y de consumo, mediciones de todo tipo, comunicaciones… las posibilidades son tan amplias que resulta curioso ver que a pesar de los evidentes y exitosos modelos de negocio (incluyendo la creación de la propia plataforma para que desarrolladores puedan crear sus propias aplicaciones, sin meterse en el desarrollo específico de los dispositivos), no hay un interés en dar ese paso adelante.

El segundo y evidente modelo de negocio son los Power Backpacks, algo que está fuera del mercado de Apple pero que es factible que en un futuro veamos en el mercado Android.

Y es que en la era PostPC, los dispositivos carecen de algo que sus hermanos mayores si disponen: potencia. la solución resulta muy evidente: en una ubicación fija, o bajo ciertas condiciones, un dispositivo móvil debería poder acceder a una mochila que le ofreciera una mayor potencia para ejecutar aplicaciones más pesadas o complejas. A todos los efectos, sería un Dock con una serie de procesadores y memoria adicionales que le permitiera poder ejecutar cálculos más complejos en menos tiempo.

Android está mejor colocado en este nicho de mercado ya que la inclusión de este tipo de periféricos requeriría importantes cambios en el sistema operativo cosa factible por terceros: Apple queda totalmente descolocada debido a su propia idiosincrasia y solo la propia Apple podría lanzar un dispositivo de este tipo, circunstancia muy poco probable.

Estas, por supuesto, son solo dos posibles opciones: hay muchas más. Más, desde luego, que lápices, baterías, almacenamiento extra o teclados Bluetooth, que es lo que los principales fabricantes están lanzado al mercado en busca de un nicho que evidentemente no acaban de comprender y a que están tratando con miedo. Pero más allá de la situación económica, hay un futuro muy rentable para los innovadores y los valientes si son capaces de dar ese paso adelante que el resto copiarán para no quedarse descolgados.

0
Comentarios
  • #1 por Firichi el 01/05/2012
    Denle un vistazo a este sitio: https://squareup.com/
    Esta gente hace estas cosas desde el primer iPhone, aunque no estoy claro si es solo para los EEUU