Cómo Estados Unidos perdió la fabricación del iPhone

22/01/2012 por Carlos Burges

Cuando Barack Obama se reunió con todas las luminarias de Silicon Valley para comer en California el pasado febrero, cada uno de los participantes en el almuerzo llevaba una pregunta para el presidente norteamericano.

Pero cuando cuando fue el turno del CEO de Apple, Steve Jobs, el presidente norteamericano lo interrumpió con una pregunta propia: "¿cuánto costaría fabricar el iPhone en Estados Unidos?". La respuesta de Jobs fue poco ambigua: "esos puestos de trabajo no van a volver".

Así comienza un apasionante artículo en el que se cuenta cómo Apple se tuvo que enfrentar a diferentes problemas en la fabricación del iPhone empezando por la pantalla de cristal. 

Las claves de por qué acabó la fabricación del iPhone fuera de Estados Unidos, según el artículo, pasan por la incapacidad del país de suministrar personal especializado en poco tiempo, la incapacidad industrial de escalar la fabricación arriba y abajo con rapidez.

Cuando Apple buscaba un socio para la fabricación del cristal para el iPhone, recibió una oferta de una empresa china. Cuando el equipo de Apple llegó a ese país, los dueños de la factoría habían iniciado ya la construcción de una nueva ala "por si acaso cerramos este contrato" según el jefe de planta, tal como cuenta un ejecutivo de Apple. Además, tenían un almacén lleno de muestras de cristales para Apple, sin cargo, así como la disponibilidad de un nutrido grupo de ingenieros prácticamente sin coste para Apple, además de dormitorios para empleados en la factoría para que estuvieran disponibles prácticamente 24 horas al día.

La empresa china obtuvo el contrato.

El artículo completo en el New York Times

0
Comentarios
  • #1 por xab el 22/01/2012
    Claro. Si EEUU permitiera las condiciones de trabajo de las factorías chinas seguramente el iPhone aún se fabricaría allí.
  • #2 por Giuseppe el 23/01/2012
    xab, tienes más razón que un santo.
  • #3 por Nano el 23/01/2012
    Exacto, condiciones de trabajo de la época de la Revolución Industrial. Hay que darlos tiempo, igual que van hacia la "democracia" irán hacia unas condiciones de trabajo dignas.

    Con suerte en unos años estaremos todos igual de mal o de bien. En el caso de bien, las empresas tendrán que poner sus fabricas en Marte (siempre que haya marcianos atrasados a los que explotar). Son cosas de la globalización, cósmica en este caso.