La tienda iTunes paneuropea da un paso adelante

13/07/2012 por Carlos Burges

La Comisión Europea de Derechos de Autor ha propuesto una nueva normativa de licencia que permitiría a las tiendas de música como iTunes o Amazon la posibilidad de vender canciones a través de una única tienda paneuropea.

Al contrario que en Estados Unidos, la tienda iTunes en Europa está fragmentada a lo largo de cada nación, donde las discográficas incluyen o no sus productos cada uno de ellos con diferentes licencias en función de sus intereses. Así, si eres español y tratas de comprar música en la tienda de Francia, porque no está disponible en tu tienda nacional, no puedes debido a que no eres un comprador francés.

Al final, con este modelo fragmentado, los problemas de limitación de compra acaban causando, tal como destaca la Comisión Europea, en problemas a la hora de cobrar los royalties por parte de los autores debido a los problemas de licenciamiento cruzado entre países. Estos royalties por supuesto se pagan por parte de los usuarios, pero acaban en los bolsillos de las discográficas en vez de acabar en los de sus legítimos dueños.

La Comisión Europea, para evitar este problema, ha propuesto una nueva normativa en la que se facilita la creación de un juego de reglas del juego paneuropeo que permita tiendas unificadas para todos los usuarios de la Comunidad Europea, lo que es una gran noticia para todos los participantes de este mercado … excepto para las discográficas.

Las nuevas normas forzarían a las agencias de derechos a ser mucho más transparentes sobre sus catálogos cuando gestionan los derechos de los correspondientes propietarios. Además, las agencias de derechos deberán demostrar su capacidad técnica para gestionar de forma comunitaria a lo largo de toda Europa, y si no son capaces de hacerlo, tienen que derivar esta gestión administrativa a una tercera empresa.

El objetivo final de esta normativa es conseguir un licenciamiento paneuropeo que facilite la creación de tiendas y servicios unificados, transparentes y gestionados de forma centralizada, lo que para los grandes participantes en el mercado de la distribución, como iTunes, Amazon o incluso Spotify, es una gran alegría y la desaparición de gran cantidad de recursos solapados en cada uno de los países de la Comunidad.

La nueva normativa está aún a la espera de la aprobación final de la Comisión, y la mala noticia es que pueden pasar años antes que esto ocurra.

0
Comentarios