Un programa de investigación europeo hecho a la medida

19/12/2010 por Redacción

La metrología, la ciencia y la aplicación de la medición, repercute sobre nuestra vida de incontables maneras. Hoy en día, los metrólogos de Europa están colaborando en el Programa Europeo de Investigación en Metrología (EMRP), que recibe el 50 % de su financiación a través del Séptimo Programa Marco de Investigación de la Unión Europea (7PM).

A través del EMRP, están ayudando a abordar los grandes desafíos a los que se enfrenta el mundo actualmente en diversos campos como el medio ambiente, la energía y la salud.

Según el director del EMRP, el Dr. Jörn Stenger del Physikalisch-Technische Bundesanstalt (PTB) en Alemania, la metrología consiste en realizar «mediciones buenas, fiables y correctas». Asimismo, las mediciones deben ser comparables en todo el mundo y en diferentes periodos de tiempo.

«La metrología afecta a todos los ámbitos de nuestra vida», insiste el Dr. Stenger. Por ejemplo, si vamos a un hospital para una tomografía computerizada (TC), es gracias a la metrología que podemos estar seguros de que la dosis de radiación que recibimos será suficiente para generar el escáner respetando los límites de seguridad. De igual modo, si las distintas piezas de un vehículo se fabrican en diferentes empresas y países, la metrología garantiza que las piezas encajan en la planta de montaje.

En toda Europa existen institutos nacionales de metrología que cuentan con una larga tradición de cooperación internacional, dado que la aceptación mutua de normas y medidas a nivel transfronterizo resulta esencial. Durante muchos años, esta cooperación fue bastante informal. Sin embargo, todo esto cambió cuando los institutos reconocieron lo que el Dr. Stenger llama un «dilema metrológico».

En pocas palabras, como consecuencia de los avances tecnológicos la investigación resultaba cada vez más cara, mientras que los presupuestos de los institutos nacionales de metrología no se movían en el mejor de los casos y, en el peor, se veían reducidos. Dado que las normas primarias de la medición deben estar a la vanguardia tecnológica para poder atender las necesidades de todas las partes interesadas, la metrología requiere un alto grado de investigación. «Estábamos de acuerdo en que sólo aplicando un enfoque conjunto a la metrología podríamos superar este reto», afirma el Dr. Stenger a CORDIS Noticias. Se había sembrado la semilla del EMRP.

El grupo consiguió financiación de la UE para un proyecto llamado IMERA («Implantación de la metrología en el Espacio Europeo de Investigación»). Este proyecto, financiado en el marco del mecanismo «ERA-NET», permitió a la comunidad dedicada a la metrología en Europa formular un programa conjunto de investigación coordinado y determinar los procedimientos y estructuras necesarios para ponerlo en práctica.

Cuando terminó el primer proyecto IMERA, los metrólogos siguieron trabajando a través del mecanismo ERA-NET Plus de la UE. Durante este periodo, el grupo puso en marcha varias convocatorias de propuestas en cuatro ámbitos clave: sanidad, el sistema internacional de unidades (unidades SI), electromagnetismo y aplicaciones industriales dimensionales.

Los proyectos financiados en el campo de las unidades SI abordan los desafíos que supone medir constantes de la naturaleza para redefinir unidades del SI como el kilogramo y el Kelvin. Los proyectos médicos se centran, entre otras cosas, en garantizar que las pruebas de diagnóstico sean los suficientemente precisas y fiables para que un médico decida con seguridad si se necesita tratamiento o no.

El tema de las cuestiones dimensionales cubre todo lo que va desde lo que constituye una nanopartícula hasta la medición de las distancias más grandes implicadas, por ejemplo, en la fabricación de un avión, donde es necesario fabricar todos los componentes con precisión. Por último, los proyectos sobre electricidad abordan varias cuestiones, incluida la dosificación segura de la radiación electromagnética.

En 2009 se certificó que el EMRP se ajustaba al artículo 169/185, lo que garantiza la continuidad del programa conjunto de investigación entre los Estados miembros participantes y la Unión Europea durante siete años más. Las iniciativas del artículo 185 (que anteriormente eran conocidas como iniciativas del artículo 169) tienen como objetivo que los países integren en mayor medida sus programas nacionales de investigación en un único programa europeo.

Mientras tanto, el EMRP ya está teniendo una gran repercusión en el Espacio Europeo de Investigación (ERA), dado que aproximadamente el 50 % del desarrollo y la investigación en metrología llevados a cabo en los países que se han unido a este espacio se realiza a través del EMRP. «El EMRP no es un programa complementario y recomendable, sino que realmente está teniendo un impacto en nuestra misión fundamental en nuestras instituciones», destaca el Dr. Stenger.

El EMRP también está generando interés fuera de las fronteras europeas; algunos de los países que están particularmente interesados en los trabajos del EMRP son Australia, Japón, Rusia, Corea del sur, Taiwán y Estados Unidos. Además, varios investigadores no europeos participan en proyectos financiados por el EMRP.

De cara al futuro, el EMRP está interesado en abordar los «grandes desafíos» a los que se enfrenta el mundo actualmente; para ello, está pidiendo a las partes interesadas en varios sectores, incluidos el energético, el medioambiental y el de la salud, información sobre los problemas metrológicos específicos de cada uno de ellos.

«Nuestra comunidad está convencida de que hemos lanzado un programa de investigación muy exitoso; todo funciona correctamente e IMERA Plus ya está ofreciendo documentos y resultados», añade.

Según el Dr. Stenger, las claves del éxito del EMRP son el hecho de que los institutos nacionales ya conocían y confiaban los unos en los otros y que comparten una misión común, que es fundamental para la sociedad europea. «Esto es la base de todo», subraya.

Para más información: EURAMET. Fuente: Cordis

0
Comentarios