Poderosa Apple

24/10/2012 por Alf

En un duólogo* imparable, el director general de Apple, Tim Cook, y el director de marketing de Apple, Phil Schiller se alternaron para dejar claro que la empresa ni ha aflojado el ritmo ni está desorientada sobre qué dirección debe seguir.

El discurso de Tim Cook

El mensaje de Tim Cook es alto y claro, aunque tal vez es hora de que lo dé por asumido y entone otra canción: bajo mi mando Apple sigue realizando sus propuestas a un ritmo igual o superior que antes de que estuviera yo (nombre del predecesor omitido voluntariamente -por él y por mi).

"No sólo se cumple el calendario sino que estoy llevando a Apple a cotas que nunca había alcanzado. Esto es lo que se espera de un director general y es lo que estoy haciendo yo" implica siempre Tim Cook "y con éxito meridiano" apostilla.

Por supuesto, después de un año en el puesto ya debe empezar a superar estas "inseguridades" -esa sensación de tener que demostrar a cada ocasión lo bien que lo está haciendo la empresa bajo su tutela- y comenzar a hablar del futuro, de las tendencias, de filosofía, del por qué y del para qué... y tampoco estaría de más que se "manchara" las manos con los productos. Que los coja y los maneje delante de todos, mostrando cómo funcionan... y convenciendo. No hace falta ser Steve Jobs para eso, sólo estar seguro de que va a salir bien y conocerlos como si los hubiera parido.

El discurso de Phil Schiller

Las presentaciones de Phil Schiller ayer fueron atropelladas, claro, porque había mucho que enseñar y -como pudimos comprobar los que seguimos la presentación por la web o por el Apple TV- el tiempo contratado para la emisión estaba cerrado. Si te vas del tiempo, corres el riesgo de que corten la emisión antes de haber acabado (estuvo a punto de pasar eso).

Así que productos que en otras condiciones hubieran ocupado el foco central, ayer simplemente se despacharon con el sello de "Visto. ¡Siguiente!"

Ayer Phil Schiller anunció algunos productos realmente meritorios y otros auténticamente impresionantes (vale, y también algunos anodinos).

Las transiciones de producto

A estas alturas ya sabemos cómo le gustan a Apple las transiciones: rapiditas y sin descansos. Por eso urgía sacar una versión del iPad con el conector Lightning era urgente. El dock de treinta contactos es historia en poco más de un mes. Ahí queda eso.

El nuevo iMac

En otras condiciones, hubiera ocupado por sí solo una keynote. Su aspecto es casi futurista. Sólo les hubiera faltado decir que cuando no se usa la pantalla es transparente y nos habríamos transportado a algún mundo paralelo del futuro.

El iPad mini

Se suponía que sólo iban a presentar ese producto, vale adornado con un poco de software y la actualización de su hermano mayor, pero poco más. Todos habíamos calentado las mandíbulas antes de la keynote para poder bostezar a discreción.

Los portátiles.

No nos dejemos engañar. Ahora la parrilla de productos de Apple parece (casi) la de cualquier fabricante de PCs, decenas de variantes, precios, opciones. Sin Retina, con retina, con SSD, con Fusión... ¡confusión! pero es un estadio intermedio. Seguramente el año que viene empezarán a desaparecer modelos sin pantalla retina (como en los iPads e iPod touch) dejando un único modelo de entrada, barato. Pero la gama de Apple tiene que ser Retina, porque es lo que Apple puede permitirse y los demás no.

Conclusión

Apple ha querido acabar el año cerrando todas las bocas que decían una semana sí y otra también que si Apple falla en esto, que si los mapas, que si los precios, que si... de manera que, a base de repetir una y otra vez lo mismo, la idea de una Apple cada vez con más fallos, más acomodada, menos arriesgada, acabe consolidándose en la gente y pierda interés.

Ayer demostraron que todos los departamentos están trabajando a pleno rendimiento y que la innovación y desarrollo en ingeniería, en software, en productos sigue por delante y cada vez saca más ventaja a lo que ofrece el mercado.

Apple no se rinde, está dispuesta a pelear y son los demás los que tienen que apretar el ritmo si quieren, al menos, poder ponerse a su sombra.  Apple es líder en innovación, en ventas, en beneficios, en... Esa fue la exhibición de poder de Apple, y tuvimos la suerte de poder verla.

--

*Monólogo: habla uno. Duólogo: hablan dos (pero no dialogan)

0
Comentarios
  • #1 por wenmusic el 24/10/2012
    La verdad es que estuvo muy bien, muy cargadita de novedades.

    Eso sí, el iMac con discos a 5400 rpm de futurista tiene poco. Por mucho que afilen los bordes. Lamento ser pesado con el tema, pero no me cabe en la cabeza.
  • #2 por Sayonara el 24/10/2012
    El iMac es, desde el punto de vista del marketing, un producto vaca lechera. El rirmo de actualización había caído, o al menos daba la impresión de que hebía caído con respecto a otras líneas de producto de la compañía. El nuevo diseño no es sólo una cuestión de forma externa, nunca lo es. Seguro que debe ser un espectáculo verlo por dentro para comprobar cómo lo han hecho. Creo que lo de los discos duros es mecánicos es una tecnología en vías de desaparición. En no demasiado tiempo todo los discos serán SSD. Por ello entiendo que no se esfuercen en este ámbito. Además, iMac es sinónimo de ordenador de consumo, no profesional. Otra gama que, dicho sea de paso, no es que haya ralentizado el ritmo, es que parece desaparecida en combate.
    Por lo demás, una keynote con más de lo que se esperaba, cosa que hacía años que no sucedía. Un buen puñetazo en la mesa, sí señor: hay vida después de Jobs.
  • #3 por wenmusic el 24/10/2012
    Mmmm No.

    No es que no hayan puesto esfuerzos en el iMac. Es que antes llevaban siempre discos a 7200. SIEMPRE. Por eso me llama tanto la atención.

    Sobre lo de consumo y no profesional, no parece que lo de los discos vaya por ahí, ya que los portátiles "pro" de la compañía llevan por defecto discos a 5200.

    Y no, no hace falta ser profesional para notar la diferencia entre unos y otros. No hay color. De hecho, cuando alguien me pide consejo para ver un portátil (no Apple, cualquiera) siempre trato de que tengan discos a 7200, más que 0,1Ghz más de procesador. La diferencia es tan grande a la hora de hacer cosas tan cotidianas como cargar aplicaciones, documentos pesados... Más habitual que codificar vídeo a 1080, para la mayoría de la gente. Por eso me parece tan estúpido poner procesadores tan potentes (y caros) y discos del chino.

    Pero en fin...
  • #4 por roqueiii el 24/10/2012
    No estoy de acuerdo con que haya sido un golpe de autoridad. Creo que Apple está sacando proyectos descartados y mezclándolos con productos de transición. Eso no es tener una línea firme y sólida de trabajo.

    En este aspecto, no tiene sentido sacar un iPad nuevo para justificar el conector Lightning en toda la gama, dando 7 meses de vida a un producto de 500€ y que hizo arremolinarse a la gente en la puerta de las tiendas como siempre.

    Y por otra parte, el iPad mini, con el mismo hardware que el iPad 2 sí tiene capacidad para ejecutar Siri. No me parece serio ni respetuoso con sus clientes.

    Y Apple absolutamente siempre ha tenido una relación especial con sus clientes.
  • #5 por yules el 24/10/2012
    Sí, a veces Apple tiene esa desagradable manía de dar "empujoncitos" a los indecisos, empujoncitos que llevan al modelo/precio superior. En este caso el empujoncito a Fusion Drive es un tanto evidente y en este sistema, el que la unidad "de almacenamiento" sea sólo de 5.400 r.p.m. es menos trascendental. Quién realmente necesite velocidad en la transferencia o almacenamiento de archivos, como en edición de audio/vídeo, Thunderbolt.