Lecciones que aprender del iPhone 5

07/11/2012 por Carlos Burges

Apple está vendiendo cada una de las unidades que es capaz de producir del iPhone 5, pero aun así es incapaz de cubrir la demanda. Durante el pasado lanzamiento del iPad Mini, algunos usuarios de la cola tenían la secreta esperanza de poder comprar un iPhone, pero no tuvieron suerte. Son escasos. Se venden todos. Y es que según palabras de un ejecutivo de Foxconn, el proceso de fabricación es tan complejo que están haciendo un gran esfuerzo por intentar cubrir la demanda y no llegan.

Terry Gou, uno de los ejecutivos que forman el Consejo de Dirección de Foxconn ha admitido que están teniendo inusitados problemas para fabricara los suficientes iPhones para cubrir la demanda del dispositivo según una información publicada por Reuters. Foxconn, que es el principal socio de Apple en cuanto a fabricación de dispositivos, está derivando sus esfuerzos incluso a algunas de sus empresas subsidiarias como Foxconn International Holdings, aunque el propio Gou ha negado tal extremo.

Los elementos que más problemas están dando a Foxconn para poder sacar al mercado las suficientes unidades de iPhone 5 son la pantalla y el chasis de aluminio. La dificultad del montaje está obligando a extremar el control de calidad del teléfono de Apple, y tanto Apple como Foxconn están implicados en esta tarea.

Sin embargo, la demanda del iPhone no entiende de estas circunstancias y es un hecho que a ambas empresas les resulta muy difícil distribuir en el mercado tantas unidades como el público está dispuesto a comprar, perjudicando las ventas del dispositivo en unos momentos complicados ya que la campaña de Navidad está muy cerca y los usuarios podrían, simplemente, decidirse por otros modelos de la competencia lo que no solo le haría perder a Apple beneficios, sino también cuota de mercado y la fidelización de nuevos clientes.

Está claro que para la siguiente generación del iPhone, en Apple tendrán que dar un paso atrás para buscar nuevas formas de integrar materiales y procesos de última generación con sistemas sencillos de fabricación que le permita a la compañía de Cupertino cubrir la importante demanda de sus productos.

0
Comentarios
  • #1 por Giuseppe el 08/11/2012
    Pánico me da cuando leo esto y pienso en las ya penosas condiciones de los trabajadores de Foxconn (y de cualquier fábrica en China). Porque generalmente los esfuerzos en estos casos recaen únicamente sobre los obreros.