ITC: Samsung deberá afrontar una prohibición de venta y una enorme fianza

31/12/2012 por Carlos Burges

Los documentos presentados en relación con el fallo del ITC de octubre por la demanda de Apple en la que acusaba a la compañía surcoreana de utilizar cuatro patentes de diseño en sus propios productos muestran que la pena que Samsung va a recibir probablemente sea grave, pero sobre todo a corto plazo. El juez Thomas Pender (foto) ha recomendado una prohibición completa sobre las ventas los productos infractores además de ordenar a Samsung depositar una fianza del 88 por ciento del valor de los productos que puedan ser vendidos durante la revisión presidencial de 60 días.

Al mismo tiempo, el juez Pender, encargado del caso, ya ha aprobado una serie de planes de "modificación de diseño" presentados por Samsung (sin objeción aparente por Apple) que con el tiempo serían incorporados en los productos y podrían, si se aplican con la suficiente rapidez, evitar totalmente la prohibición de ventas. Las recomendaciones del juez - que podrían costar millones de dólares en Samsung con la fianza - esperan la aprobación completa de la Comisión del ITC.

Las sanciones del ITC llegan a pesar de que una de las patentes involucradas, que cubre las pantallas táctiles heurísticas, ha sido recientemente declarada tentativamente inválida por la Oficina de Patentes de EE.UU. y la Oficina de Marcas. La invalidación preliminar en realidad no tiene ninguna relación con el caso en cuestión, ya que la revisión de la misma se alargará a lo largo de varios años y puede muy bien ser revertida en el futuro. En cualquier caso, una decisión final sobre la patente será en gran medida irrelevante en relación con los productos actuales, ya que los productos de los que se prohibirá su venta son en su mayoría viejos modelos de teléfonos y tabletas de Samsung. Los actuales modelos más emblemáticos de la compañía como el Galaxy S III que pronto será sustituido o el Galaxy Note no se ven afectados por la prohibición de ventas potencial, pero están involucrados en una demanda separada que está programada para comenzar en 2014.

Una vez que la comisión en pleno haya aprobado o modificado recomendaciones del juez Pender, la orden de prohibición de ventas acabará en la mesa del gobierno de Obama mientras se revisa y se toma una decisión basada en la forma en que la acción podría afectar a la economía de los EE.UU. o de otros factores. No es habitual que el Presidente anule una recomendación del ITC, y dado que Samsung ya tiene planes para modificar los dispositivos afectados sobre la mesa, que se rechace la prohibición parece poco probable.

0
Comentarios