Intel presenta la cuarta generación de sus procesadores Intel Core con arquitectura Haswell

12/09/2012 por Carlos Burges

Dadi Perlmutter, director de producto de Intel Corporation ha profundizado en cómo los procesadores de bajo consumo, empezando por la 4ª generación de la familia de procesadores Intel Core – disponibles en 2013, establecerán un nuevo estándar para las experiencias informáticas móviles y para la creación de unos diseños innovadores de sistemas Ultrabook, equipos convertibles y tablets. 

 

En su intervención en el Intel Developer Forum de San Francisco, Perlmutter ha afirmado que Intel ha logrado reducir en más de 20 veces el consumo en modo de inactividad de la plataforma basada en la 4ª generación de la familia de procesadores Intel Core  con microarquitectura “Haswell”, en comparación con la plataforma de segunda generación, ofreciendo al mismo tiempo un rendimiento y una capacidad de respuesta asombrosos.  También indicó que Intel incorporará en su hoja de ruta a partir de 2013 una nueva línea de procesadores de consumo incluso más bajo. 
 
 
 
Ambos nuevos productos ponen de manifiesto el objetivo de la compañía para impulsar en gran medida la reducción del consumo de energía para incrementar la duración de las baterías y potenciar la creación de una nueva ola de diseños nuevos y más móviles, proporcionando al mismo tiempo un rendimiento cada vez mayor de las aplicaciones de gráficos, medios y del procesamiento. 
 
La 4ª generación de la familia de procesadores Intel Core  y nuestra nueva línea de procesadores de bajo consumo darán lugar  a una era de innovación sin precedentes en informática móvil”, ha comentado Perlmutter. “Nuestro objetivo para ofrecer incluso menos consumo de energía con el magnífico rendimiento – una característica por la que son bien conocidos nuestros procesadores-, es algo tan importante como cuando cambiamos nuestro objetivo para el desarrollo más allá de la velocidad del procesador en 2001. Como resultado de ello, observaremos que nuestros clientes van a ofrecer unos diseños convertibles estilizados y elegantes, además de unas experiencias radicales e innovadoras en un espectro cada vez mayor de dispositivos móviles”.
 
Desde que Intel creó e invirtió en el ecosistema para la nueva categoría de sistemas  Ultrabook en 2011 se han producido grandes innovaciones en informática personal. Más de 140 diseños diferentes de sistemas Ultrabook se encuentran en desarrollo, y algunos de ellos son diseños de convertibles, con más de 70 modelos ya disponibles que utilizan la 3ª generación de la familia de procesadores Intel Core. 
 
La 4ª generación de la familia de procesadores Intel Core de 22 nm para sistemas Ultrabook y para otros PC en 2013, ofrecerá soporte a los gráficos con tecnología Intel HD, a nuevas instrucciones para un mayor rendimiento y un cifrado más rápido, a nuevas prestaciones de seguridad basadas en hardware y a subestados del procesador de bajo consumo para permitir baterías de mayor duración. 
 
Para impulsar incluso una mayor innovación en informática móvil, los nuevos chips de Intel de bajo consumo basados en la microarquitectura “Haswell” ampliarán la hoja de ruta móvil de la compañía, funcionado en un principio a unos 10 vatios para permitir la creación de diseños de sistemas Ultrabook, equipos convertibles y tablets más finos y ligeros, con mejor rendimiento y con baterías de mayor duración. 
 
Haswell es el nombre en clave de la microarquitectura de procesadores desarrollada por Intel como sucesora de la arquitectura Sandy bridge, del mismo fabricante. Utilizará un proceso de fabricación de 22 nanómetros con utilización de transistores Tri-Gate, al igual que Ivy bridge. Según una filtración, Intel tendría previsto lanzar los procesadores basados en Haswell entre marzo y junio del 2013. Intel ya había mostrado una unidad funcional de Haswell en 2011 en el foro de desarrollo de Intel.
 
Los transistores tridimensionales Tri-Gate de Intel permiten a los chips basados en ellos operar a un voltaje más reducido con menores pérdidas eléctricas, con lo que, si se los compara con los transistores más avanzados de la generación anterior, ofrecen una combinación de prestaciones y eficiencia energética sin precedentes. Estas posibilidades brindan a los diseñadores de chips la suficiente flexibilidad como para elegir diseños de transistores orientados a un menor consumo energético o a alcanzar las máximas prestaciones, dependiendo de la finalidad del chip.
 
Además estos transistores ofrecen un incremento del rendimiento de hasta un 37% en voltajes bajos respecto a los transistores de 32 nm que Intel produce en la actualidad. Este aumento de las prestaciones facilita su uso en pequeños dispositivos móviles, ya que emplean menos energía al cambiar entre sus estados. Por otro lado, a igualdad de rendimiento, estos nuevos transistores consumen menos de la mitad energía que los transistores bidimensionales empleados en los chips de 32 nm.

 

1
Comentarios