Hasta siempre Macworld, por Daniel de Blas

20/12/2012 por Alf

De manera silenciosa, como se apaga una vela que apenas deja un rastro de humo, la edición española de la revista más importante del mundo Mac ha puesto este mes su último número en el quiosco: Macworld 230, diciembre de 2012, con tema de portada el iPad Mini… Ni siquiera en esa portada hay una referencia a que es el último número de la revista, sólo una breve nota en la sección de actualidad, y tres páginas despedida, del director y de los columnistas. Además de Macworld, IDG España ha decidido terminar con otras revistas tan de referencia como PCWorld, TechStyle o iPhoneWorld.

Detrás de este último número de Macworld se quedan 20 años de mucha gente que se ha intentado difundir, en la medida de lo posible, no sólo la plataforma Macintosh sino ciertos valores que han hecho de Macworld la publicación más leída y respetada de las dos últimas décadas. Macworld ha sido sinónimo de un trabajo hecho por un equipo pequeño que parecía grande, del cariño por los detalles y de la pasión por el periodismo técnico de calidad: en cada noticia, en cada análisis de producto, en cada comparativa y en cada artículo práctico, en Macworld hemos tratado de poner "lo mejor de lo mejor" para estar a la altura de lo que nos ha motivado, que es mostrar a la gente la mejor tecnología del planeta.

Cuando Macworld daba sus primeros pasos en España en 1992, las cosas eran muy distintas a cómo son hoy. España estaba en plena ebullición se empezaba a vivir una revolución tanto en los ordenadores personales (¡estamos hablando de 1992!), como en mercados como las publicaciones, la impresión o la edición gráfica. Después vivimos la revolución de la web "1.0", la "2.0" y hoy estamos viviendo otra revolución en la que las publicaciones impresas ya no caben. Macworld a duras penas se pudo subir a la primera revolución de la web y, sin duda, no ha sido capaz de subirse a la nueva revolución de las tabletas, los smartphones o las redes sociales… quizá es porque a veces, para que nazcan unas cosas tienen que morir otras y la edición de la revista Macworld que hemos conocido estos casi 21 años tenía sus días contados. La recesión económica, la piratería en Internet y los contenidos gratuitos han acelerado el declive de algo que todos sabíamos que se iba a acabar, pero no sabíamos que iba a ser de forma tan repentina.

Y no es que haya cambiado el mundo de la comunicación, sino que el mundo ha cambiado de arriba a abajo. Hoy no consumimos igual ni la información ni nada en absoluto, porque ya no vamos a la tienda de la esquina a comprar el disco duro o la pantalla sino que quizá la encargamos directamente al fabricante, que como era de esperar, intenta vender directamente a su público sin pagar el peaje de intermediarios; o si no, lo compramos en un sitio de ventas de excedentes de stock o en un comprador de ofertas de tiendas en línea. Del mismo modo, ya no le pedimos consejo al vendedor de la tienda ni tomamos una decisión de compra basada sólo en una fuente (aunque haya algunas a las que damos mucho valor), sino que queremos tener la opinión de miles de usuarios que comparten nuestros intereses.

Si hemos cometido un error en Macworld y en IDG es no tener el coraje para haber dado a Macworld (y a otras publicaciones que desaparecen en papel, como PCWorld) la posibilidad de sobrevivir en esta nueva era. Las empresas no entienden hoy más que de números y los resultados del trimestre son los que importan, más allá de si eso significa hipotecar los resultados de la próxima década. Con el yugo de los presupuestos a corto plazo y los beneficios, Macworld ha vivido sus últimos años en una huída hacia adelante buscando poner en el mercado más productos impresos para mejorar los resultados: primero fueron los Macworld Práctico, después iPhoneWorld, las Guías imprescindibles… IDG TechStyle (una publicación que nació también ligada a Macworld). Esto es algo que nos ha permitido también crecer y aprender mucho, pero estábamos sembrando un terreno sobre el que antes o después iba a pasar el tsunami de la realidad: y es que los medios impresos van a desaparecer más pronto que tarde. No será mañana y no desaparecerá todo al mismo tiempo, pero seguir manchando papel con tinta para mostrar algo que se ve mejor en una pantalla no tiene sentido. Por supuesto, el no haber dado este paso a la nueva era de la información no ha sido porque el personal de Macworld no quisiera, pero a veces cuando un mercado muere, todavía no ha florecido el siguiente y no nos hemos podido adaptar a tiempo.

Por el camino, hemos explorado las ediciones digitales con formatos como Zinio y Orbyt e incluso las Apps, pero a pesar de los buenos resultados (Macworld tenía ya miles de lectores en Zinio), obstáculos como la piratería o la propia forma de consumir información digital no han hecho posible una transición. Y es que las revistas digitales que son una traslación del mundo del papel no tienen sentido, porque al igual que con la música la gente compra las canciones que le gustan, en el mundo digital nadie necesita una revista de 116 páginas cada mes sino quizá pagar por la comparativa que le interesa o el tutorial que anda buscando. Del mismo modo, los anunciantes que han sido sustento de Macworld han seguido considerando de mucho peso a las publicaciones en papel (básicamente porque saben que los lectores que pagan por informarse son seguramente usuarios más dispuestos a pagar por sus productos), que a las publicaciones digitales… al menos hasta que por fin se den cuenta de que ellos también tienen que entrar en la nueva era en la que quizá el escaparate que tienen nos es sólo el de su local ni el de su web sino el de una maraña de influencias e influenciadores en el que están los medios de comunicación (de cualquier tipo), los propios consumidores, las redes sociales… Así, han surgido los community managers que manejan la imagen de las empresas en las redes sociales, pero estos profesionales o los que estén involucrados en los departamentos de comunicación tendrán también un papel importante para influir en los lugares donde los usuarios participan y buscan información sobre sus productos: publicaciones online, blogs, foros, etc. 

Como puedes deducir, todo esto es como cuando los economistas, viendo lo que ha pasado se apresuran a explicarlo. Sin embargo, como tan a menudo sucede, nos apegamos a lo que amamos y a lo que estamos acostumbrados a hacer, pensando que siempre tendremos "una última oportunidad más" para dar ese salto cuando sea inevitable. Pero para dar algunos saltos, a veces hay que ir menos cargados.

Hoy Macworld podría ser una marca fuerte en la web, pero no lo es, y si hay algo que a los que hacíamos Macworld se nos va a quedar clavado es no haberle podido dar una nueva vida en este mundo digital. Lo peor de una situación como esta es que, como te puedes imaginar hay 22 personas, entre personal de redacción de las publicaciones, comerciales, personal administrativo, etc., que han perdido sus empleos en un momento en el que no es precisamente fácil encontrar un nuevo trabajo.

Como ya sabrán quienes hayan podido leer el editorial de este número de Macworld, mi intención a día de hoy no es remover el pasado, sino sencillamente dar las gracias a los lectores de Macworld en cualquier soporte, a sus anunciantes que han confiado tantos años en la publicación, a todo el personal que ha pasado por Macworld o incluso al personal de las empresas que hemos tenido alrededor, desde Apple y el resto de compañías tecnológicas, pasando por agencias de comunicación y empresas relacionadas, y hasta a la gente de otros medios de comunicación con los que hemos compartido todos estos años.

En mi caso personal, ya que Alf y faq-mac me dan esta oportunidad de publicar en su web estas líneas (quién me lo iba a decir) lo que tengo claro es que en mi ADN sigue impreso lo mismo que hace dos décadas me hizo enamorarme de la tecnología, del mundo Mac y de una profesión que te permite crear y comunicar de tantas formas. Así, como no puedo dejar "esto", me embarco desde hoy en una nueva web, Macfanaticos.com que quizá no llegue ni de lejos a lo que ha sido Macworld, pero en el que espero encontrar a muchos amigos de Macworld y en el que siga presente el espíritu de las cosas hechas con cariño que tanto nos hace falta estos días en los que sólo cuentan los números. Por supuesto, si alguien piensa que va a ver ya hoy una "súper web" en Macfanaticos quizá se lleve una decepción, pero desde aquí invito a todo el mundo a visitarla de vez en cuando para ver cómo cambia y a los que lo deseen, a unirse a Macfanaticos para ayudar a decidir su destino.

Así pues, gracias por estos 20 años de Macworld, nos seguimos leyendo por aquí… ;-)

Daniel de Blas ha sido el director de MacWorld desde 1998 hasta su cierre en Diciembre de 2012.

3
Comentarios
  • #1 por lordshin el 20/12/2012
    Una gran lástima, la crisis e internet han terminado de darle la puntilla.
  • #2 por gilbertmc el 20/12/2012
    Es muy desagradable como el marketing, los numeros y el conservacionismo hacen tanto daño.

    Deseo muchisima suerte a toda la gente de MacWorld y suerte con la nueva web!
  • #3 por wenmusic el 20/12/2012
    Vaya...

    Una lástima.
  • #4 por digitalmaxima el 20/12/2012
    Lo siento mucho chicos pero ... otra web sobre Mac? No hay ya suficientes? me he dado una vuelta por el sitio (por cierto, se ve mal en Chrome) y no veo más que las mismas noticias que leo en otros sitios. Un poco decepcionante.
  • #5 por danidblas el 20/12/2012
    Gracias a todos por los comentarios!! Y sobre todo a Alf por permitirme publicar en su web… digitalmaxima, estamos empezando, danos algo de tiempo…,-) ¿Se ve mal en Chrome? Al menos no en mi Mac… Por supuesto, estaremos encantados de recibir todo tipo de ideas para hacerlo distinto, aunque tenemos algunas, no es fácil ponerlas en práctica el primer día…:)

    Un saludo,

    Daniel

    Macfanaticos.com
  • #6 por erretxea el 20/12/2012
    Gracias, Daniel y enhorabuena por lo que habéis hecho en estos veinte años. Macworld ha sido, durante muchos años, mi revista de tecnología preferida, información, ayuda y fuente de inspiración. Os deseo mucha suerte en vuestros nuevos proyectos. Y Macfanáticos a favoritos, desde ya.
    Gracias también a Alf por cederte este espacio.
    Un saludo.
  • #7 por josana el 20/12/2012
    Lo siento porque llevaba comprándola desde el número 1 hasta hace bien poco. Siempre me pareció una revista muy agradable de leer en la forma, imágenes y fondo, aunque a la vez ha pecado de tratar tal vez pocos temas prácticos (tipo "cómo se hace"), que es lo que hubiera podido diferenciarla de muchos otros sitios de noticias. Ello unido al fichaje hace unos años de algún redactor pecero que creo que no estaba ni de lejos a la altura del equipo mas veterano han hecho que mi interés por ella decayera.
    Deseo que todos podáis encontrar trabajo en otros proyectos, porque mas allá de la pérdida de la cabecera lo que siento es que os hayan mandado al paro en estos momentos difíciles.
  • #8 por Jabba el 21/12/2012
    Lo lamento mucho pero no estoy de acuerdo en el argumento de la piratería. Yo he sido y soy alguien que gasta dinero en publicaciones. Aunque muchas veces cueste justificarlo porque es cada vez mas dificil diferenciarse y no encontrar algo parecido en internet. Y lo lamento mucho más reconociendo el hecho de que soy usuario de Zinio y de mi media docena de suscripciones ninguna es española. Todas son las matrices anglosajonas de las ediciones españolas. La razón, precio/contenido. No hay color. 6 euros era algo justificable en 1998, o las 1500 pesetas que llegaba a pagar por una importación. Cuando ves el precio de las publicaciones españolas... te echas las manos a la cabeza. Papel y pantalla no son lo mismo! Siempre te encuentras con alguna oferta competitiva pero sigue sin haber color. Realmente piensas que los gestores no saben lo que hacen. De alguna forma estoy reconociendo una pequeña parte de culpa porque yo compraba MacWorld y ya no lo hago. Y lo lamento muchísimo porque me encantaba. Un abrazo a todos los componentes del equipo de Macworld. He aprendido y disfrutado mucho con ellos desde 1994 que es el año en el que me compré mi primer Mac.

    Sigo pensando que teneis madera para crear una web excepcional con capacidad para crear especiales digitales periodicos (e impresos si se tercia) y una barbaridad de valor añadido. Pero adecuandolo a los tiempos que corren que son duros para adaptarse. La pena es que vuestros gestores no estén a la altura.
  • #9 por rafacintosh el 21/12/2012
    Es una pena. Se va una referencia. Estoy de acuerdo con Jabba: malos gestores.

    Iré visitando esa web que vaya creciendo.

    Hasta siempre MacWorld....
  • #10 por krollian el 21/12/2012
    Yo pensaba que tenían suficiente número de compradores para mantenerse.

    Es verdad que era un precio alto. El contenido también lo era. Yo la compraba cuando veía que había artículos interesantes.

    En fin. Animo a quienes la hacían posible y esperemos que encuentren una nueva ubicación de acuerdo con sus gustos e intereses.