¿Debería Apple separar su división de hardware de escritorio de la de software?

23/10/2012 por Alf

Hace quince días, a la pregunta ¿Debería Apple separar su división de hardware?, Santiago Román argumentaba:

 
La estrategia de Apple siempre ha pasado por un control total de su cadena de valor: desde el diseño, la fabricación y la venta. Este control es el medio para conseguir una excelente experiencia de marca, su principal estrategia competitiva. Y las decisiones de los últimos años no hacen más que reforzar esta tesis: la compra de los fabricantes de procesadores P.A. Semi - del que nació el A4 del iPhone/iPad- y Intrinsity. El ritmo de apertura de tiendas propias, el desarrollo de software propio en las principales categoría de productos - su suite iWork- hasta el desarrollo de una app propia de mapas que tanto está dando que hablar estos días.

Esta estrategia se ha demostrado exitosa. No sólo por los resultados económicos sino por el hecho que sus principales competidores la están imitando.

Sin embargo, no cabe duda que los usuarios, especialmente los profesionales, que tradicionalmente se consideran como "la vieja guardia" (los que siguieron utilzando Apple -y dejándose ingentes cantidades de dinero- cuando la mayor parte del mercado la daba por muerta) no pueden dejar de sentirse frustrados y abandonados porque el foco de la empresa haya cambiado hacia el consumo, con la división iOS generando miles de millones de beneficios.

Muchos de estos usuarios, preguntados por faq-mac, piensan que si la división de hardware de escritorio no estuviera unida al resto de la matriz, podría progresar mucho más rápido y mantenerse al día tecnológica y comercialmente. Algo que ahora no ocurre, según insisten: no hay más que mirar cómo languidece el Mac Pro sin incorporar ni siquiera las tecnologías propias de Apple, como Thunderbolt, o la última versión de USB, por no hablar de las tarjetas gráficas más modernas.

Neil Tickin, Editor jefe de la revista MacTech, nos ha dado su opinión y parece que lo tiene claro:

"No tendría sentido para Apple separar el hardware en una empresa independiente. Como sabes, las sluciones de Apple se basan en la integración y la experiencia desde el principio al final. Eso requiere sinergias entre hardware y software que no podrían darse si son empresas separadas".

--

"It wouldn't make sense for Apple to separate out hardware as a separate company.  You see, Apple's solutions are all about integration and the experience from end to end.  That requires a synergy between hardware and software that cannot take place if it's in separate companies."

Neil Ticktin, Editor-in-Chief/Publisher of MacTech Magazine

Está claro que desde el punto de vista de Apple no tiene sentido separar las divisiones (un poco al estilo de lo que hizo con FileMaker, la empresa que desarrolla el software de bases de datos -y que curiosamente se mantiene ausente de iWork).

También hemos preguntado al veterano usuario de Mac Alberto Lozano, consultor y asesor sobre tecnología e informática desde que ésta mereció tener un nombre propio y responsable de Mac-Club, y esto es lo que nos ha dicho:

En mi humilde opinión no tiene sentido alguno separar la división de hardware de Apple (Salvo que sea por razones legales antimonopolio). Estamos entrando en la era postPC en la que se diluyen el concepto de hardware y software para fusionarse en un todo. Ese aspecto, el de software por aquí, hardware por allá, está quedando relegado a los geeks.

Las personas de calle buscan cada vez más dispositivos funcionales no hierros a los que añadir software y cada vez se fusionan más ambos mundos, el del hardware y el del software. En semejante paradigma carece de sentido el que Apple (u otro fabricante) disocie los componentes de sus productos en empresas separadas. Algo que sólo contribuiría a la confusión y degradación de sus productos por ser necesario establecer un protocolo interempresarial de coordinación de información. Eso es aumentar la burocracia y multiplica los costos. Una de las claves del éxito de Apple ha sido, cómo todo el mundo sabe, al mantener todo el desarrollo en casa.

¿Qué haría esa hipotética empresa de hardware? ¿Venderlo a Apple Software Inc.? ¿Venderlo a otros fabricantes de hard?

A fin de cuentas sería inimaginable que alguien adquiriese su automóvil y luego tuviese que buscarse el software e instalarlo en el coche (*). O que no le entregasen el coche ya que aun no había llegado el sistema operativo...  Y lo mismo o parecido para la nevera, el televisor, el microondas...

(*) Aunque por cierto existe un sistema operativo GNU para centralitas de coche, su uso está reservado para algún geek de la electrónica del automóvil, entre los cuales me encuentro. Aunque por esa razón , mis amigos opinan que soy un bicho muy raro que no usa los coches para desplazarse, cómo hace todo el mundo, sino para "overclockearlos" o añadirles nuevas funcionalidades.

La filosofía de Apple de que todo se basa en la experiencia y en la integración (aunque eso suponga que cada producto se ponga en la cola hasta que le toque "actualizarse") parece que es la respuesta definitiva. Sin embargo, desde el punto de vista del usuario, cuando un producto (como el Mac Pro) cuesta 2.665 € en su versión más básica parece que el cliente potencial está autorizado a esperar que se le entregue una máquina que, si no tiene las últimas tecnologías, al menos sí incorpore las ya establecidas, como las mencionadas Thunderbolt, USB, Bluetooth,...

También hemos querido conocer la opinión de Daniel Eran Dilger, conocido analista del mundo Apple, autor del blog Roughly Drafted y colaborador de Apple Insider. Esto es lo que nos ha dicho:

Yo diría que Apple trabaja tanto en la integración y "polinización" entre iOS y OS X que sería perjudicial para ambas divisiones separarlas. Steve Jobs se opuso a convertir Newton en una empresa independiente. Visto ahora, probablemente habría languidecido bajo la sombra de Symbian y Palm, y nunca habría llegado a nada.

Lanzar el hardware Mac como empresa independiente sólo complicaría las cosas y no veo dónde estaría el beneficio. La única posibilidad que veo que podría hacer Apple es externalizar algún tipo de hardware a otras empresas como franquicia, de manera que Apple diseña un Mac mini, un Xserve o un Mac Pro pero es un tercero el que lo fabrica, aunque se siguen vendiendo como Apple Macs. Es como una licencia pero con menos complejidad, al estilo del Kindle Fire o Google Nexus. Pero esos tampoco es que hayan funcionado de maravilla...

--

I'd say Apple does so much integration and cross platform work between iOS and os x that it would be a hindrance to both to separate the company. Jobs was opposed to spinning off Newton. In hindsight, if probably would have sputtered along in the shadow of Symbian and palm, and never done well.

Launching Mac hardware as a solo effort would just complicate things and I don't see the upside. The only reasonable thing I could see apple doing is spinning some hardware out to thirds parties as a franchise, so Apple designs a mini, Xserve and Pro but has somebody else build them, but they are still sold as Apple Macs. It's like licensing with less hassle, kind of like the kindle fire or google nexus stuff. But those haven't done that well either. 

¿Sería muy complicado para una división Mac de hardware independiente mantener drivers actualizados y optimizados de las nuevas tarjetas gráficas? ¿Realmente sería tan difícil que dos empresas independientes trabajaran codo con codo para mantener una integración excelente? ¿Redundaría en una experiencia de usuario de peor calidad? Y con peor queremos decir peor que tener un hardware caro y desfasado -aunque funcione bien con el software. ¿Cuántos problemas añadidos le supone a la división de software tener que mantener la compatibilidad con el "viejo" Mac Pro? Preguntas que los usuarios consultados por faq-mac parecen responder con facilidad, no tienen sentido desde el punto de Apple.

En la misma línea de las opiniones de expertos y analistas se expresa Daniel de Blas, director de la revista MacWord España, que nos ha dicho:

Yo creo que, ahora más que nunca, la respuesta es no. Apple ha probado que su receta de ser quien diseñe el hardware y el software está funcionando, al menos para una parte de los consumidores muy importante. La consecuencia es que quizá hay algunas desventajas asociadas. Así, por ejemplo, hay quizá menos variedad de hardware de la que nos gustaría, hay gamas de producto de hardware que no se actualizan tan a menudo o que quizá parecen más caras que la competencia a igualdad de características (sobre el papel, se entiende).

Otro asunto es si están más o menos integradas o no en la estructura del fabricante. Yo creo que Apple es la compañía de tecnología que más valora la calidad del hardware, la del software y la propia relación entre ambos. Y fíjate que a Microsoft le está pasando algo parecido: está viendo que ella misma necesita diseñar su hardware porque no consigue que los que se supone que están especializados en ello creen productos a la altura de lo que espera. Los "especialistas" en hardware, al final buscan la manera de mejorar el beneficio recortando todo lo posible en esos detalles que no se ven en la hoja de especificaciones y están además inmersos en una guerra de precios a la baja porque siempre hay alguien que encuentre dónde recortar… Y Apple, por suerte para ella, no está en esa guerra porque no necesita una gran cuota de mercado para dar beneficios.

La opinión parece unánime. Para el usuario (que se siente "sufrido usuario") de las máquinas avanzadas de Apple sólo les queda esperar que les toque su turno. Con respecto al Mac Pro, finalmente el propio director general de Apple tuvo que avanzar que en el próximo año saldría una máquina nueva, ante la evidente amenaza de fuga generalizada de usuarios profesionales. Con respecto al resto de las gamas de sobremesa (iMac, Mac mini), en la medida en que se acercan a productos de consumo, salen nuevas versiones con mayor frecuencia, pero rara vez se ponen por delante en prestaciones (o lo están durante mucho tiempo).

Como ayer, como mañana, todo está en las manos de Apple y sabremos que hay novedades cuando las vaya a presentar. Mientras tanto,... sólo queda tomar una ración de "aguantoformo" o cambiar de fabricante de hardware.

0
Comentarios
  • #1 por Alberto Lozano el 23/10/2012
    Estoy al cien por cien de acuerdo con el articulo, incluso con mi propio comentario :smile:
    Y añado que hasta podría ser muy posible que Apple fabricase su propio procesador (y otros chips) cómo ha hecho con los dispositivos IOS, que aun ligasen más el hardware con el software. Lo que sería una mala notica para el mundillo -marginal- de los Hackintoshes.

    En cuanto al área profesional, para sus nostálgicos, hay que tener en cuenta que los dispositivos no profesionales cada vez se acercan más en potencia a los profesionales por lo que es muy probable que esas maquinorras sean una especie a extinguir.
    A fin de cuentas cualquier iPad actual le da cien vueltas en potencia y capacidad al más potente de los MacII fx que fue la máquina profesional por excelencia de principios de los noventa.
  • #2 por rafa espada el 23/10/2012
    Sobre lo que comentas de los MacPros en el fondo es cierto en parte... todavía hay sectores que toda potencia es poca, pero para los humildes usuarios y profesionales en general como bien dices... de sobra.

    Tengo un MacPro del 2008 y me da igual que los de ahora sean más potentes... el ordenador siempre va por delante mío.
  • #3 por Alberto Lozano el 23/10/2012
    Ese es el tema, Rafa.
    Conozco algunos profesionales de fotografía y edición de video que han renovado su Mac Pro por un iMac i7 y me comentan que han salido ganado.
    La capacidad de almacenamiento interno no les preocupa, todos ellos tienen teras externos, y tiran bastante hacia los Drobos.

    Y aquellos que necesitan imperiosamente la potencia de cálculo de una mega estación de trabajo (se me ocurre los que renderizan animación, por ejemplo) van a obtener una solución más económica, y potente, montándose array de Mac Minis.
    Aunque en esos mundos es linux quien domina