Apple: la empresa de más valor de Estados Unidos (con asterisco)

21/08/2012 por Carlos Burges

Apple ha sobrepasado todas las estimaciones posibles en las últimas horas y  se ha convertido en la MVC (Most valuable Company) de Estados Unidos sobrepasando la marca que estableció Microsoft en 1999 en plena expansión de la compañía de Redmond. Sin embargo, estas cifras tienen un asterisco y hay que mirarlas además de con respecto, con cierta prudencia.

Las acciones de Apple han subido un 2,63% en las últimas horas situando el precio de la acción de Apple en 665,15 dólares. Una nada despreciable subida de 17,04 puntos que eleva la capitalización de mercado de la compañía de Cupertino en 623,52 miles de millones de dólares, por encima de los 621 millones que alcanzó Microsoft en 1999, una cifra histórica que se ha tardado 13 años en superar. En total, el valor de las acciones de Apple ha ascendido un 64% a lo largo de 2012 gracias específicamente a sus nuevos productos y a sus estrategias: cada uno de los segmentos de la compañía ha ido mostrando grandes cifras trimestre a trimestre, en ocasiones, con crecimientos de doble dígito frente a las cifras del año anterior. Y es que es evidente que los productos de Apple se venden y sus estrategias funcionan: no solo los portátiles, teléfonos, tablet están funcionando en todos los mercados, sino que además las estrategias de venta empezando por las tiendas al público de la compañía más las tiendas electrónicas de aplicaciones  multiplican sus ingresos de forma notable trimestre a trimestre.

El consenso general de analistas e inversores al respecto de esta subida del stock de Apple apunta, inevitablemente, a la presentación de nuevos productos. De hecho y de forma general a lo largo de todas estas presentaciones, pocas horas antes de cada una de ellas suele haber una bajada, a veces considerable, del valor de las acciones de Apple ya que los más prudentes recogen beneficios por si los productos presentados por la compañía no tienen el impacto suficiente como para afectar positivamente el stock. La furibunda compra de acciones cuando todavía no se ha hecho el anuncio de estos nuevos productos muestra que hay un cierto nivel de confianza al respecto de lo que vaya a presentar Apple.

Sin embargo hay un asterisco en todo esto. Toda esta especulación que está elevando el precio de las acciones de Apple está basado en rumores. Lo único que se sabe a ciencia cierta, de forma empírica y segura es que en Apple tienen un nuevo teléfono que mostrar al público: el iPhone 5 (quizás, a partir de ahora, solo iPhone). De los detalles y características del mismo no se sabe nada y la información mostrada hasta ahora no son más que rumores y piezas que "supuestamente" pertenecen al teléfono y no ofrecen un panorama general de cómo afectará este nuevo gadget al ya sobresaturado mercado de smartphones. Y aunque el próximo 12 de septiembre sea la fecha que se jura y perjura como día de presentación del iPhone 5, en Cupertino ya han avisado que iOS 6 no estará hasta octubre, lo que implica, muy posiblemente, una ventana de lanzamiento comercial durante el décimo mes del año: es decir, tendremos presentación y quizás la posibilidad de hacer reserva, pero el iPhone 5 no estará hasta una fecha por determinar de octubre.

Los otros puntales que empujan el precio de las acciones de Apple son todavía aún más difusos, empezando por el iPad Mini (del que realmente no se sabe nada y todo son especulaciones o rumores) y la estrategia de Apple en el mercado de la televisión (otro de los grandes mitos de la rumorología).

Depende mucho de la propia Apple el mantener estas cifras, que seguramente bajarán da igual lo que se presente (los especuladores querrán recoger beneficios) pocas horas/días después de la presentación para seguir su lento e inexorable ascenso siempre que se cumpla un alto porcentaje de las expectativas del público en general que es sobre el que los inversores trabajan: si la gente y usuarios no están contentos no van a comprar, y si las cifras de ventas bajan por un error estratégico de la compañía, los inversores retirarán sus fondos en busca de empresas más rentables.

0
Comentarios