Adobe Acrobat: ¿la otra gran víctima de las tablets después de Flash? por Jesús Lobejón

01/08/2012 por Alf

Mucho se ha hablado en los últimos años de la "guerra encubierta" de Apple contra Adobe a raíz de Flash: un plugin para animación, vídeo y multimedia que la empresa de la manzana decidió en su día no permitir en su navegador por defecto, Safari —más tarde sí ha permitido vender aplicaciones móviles hechas con dicha tecnología, hasta hoy mismo.

El caso es que ha pasado el tiempo, y en Android tampoco ha "tirado" Flash tan bien como debiera. Desde mediados de agosto de este 2012, Flash desaparecerá incluso para Android. Los defectos que Steve Jobs esgrimiera como razones para no implementarlo resultaron ser bastante más reales de lo que pensaban muchos.

Y HTML5 ganó la partida

Y Adobe se ha rendido a la evidencia: HTML5 no es perfecto, pero ya puede hacer la mayor parte de lo que hacía Flash. Y una cuestión no menos importante: los desarrolladores de navegadores no quieren tener que estar tapando problemas de seguridad, privacidad y cuelgues provocados por plugins de terceras partes.

Todo esto ha abierto las puertas a la era de la multimedia nativa en el navegador. Incluso Adobe se ha involucrado en iniciativas de tecnologías HTML5 y quiere mover el estándar hacia una mayor riqueza gráfica y multimedia.

PDF y la multimedia: dónde vas, triste de ti

En toda esta historia, calladito pero sufriendo también en parte esta "ola antiplugins", hay otra tecnología de Adobe que también creo que va a ser víctima de las tabletas y su revolución: Acrobat y el formato PDF.

A ver, entendámonos: PDF es un estándar ISO que NO estoy diciendo bajo ningún concepto que vaya a desaparecer. Seguirá siendo un estándar de formato de entrega en Artes Gráficas por mucho, mucho tiempo, por citar un ejemplo.

Pero hay un aspecto de para qué se venía usando, que va a ser cada vez menos relevante: para interactivos y multimedia.

Y es que usando programas como InDesign o Acrobat, uno podía convertir un PDF gráfico "normal" en un pequeño interactivo, o un formulario, o añadirle vídeos/animación Flash, y convertir fácilmente tu PDF en un formato multimedia, siendo muy sencillo de generar a partir de materiales gráficos ya existentes.

El dilema del PDF y las tablets

Ay, pero ese tipo de PDF, claro… eso en las tablets no funciona. Adobe no sólo ha sido lento de reacción con respecto a Flash. Tampoco ha sabido mover Acrobat Reader a tiempo y bien a las plataformas móviles.

Sí, existe ya un lector oficial de PDF por parte de Adobe, pero sus capacidades interactivas son casi nulas. Lo cual genera un gran dilema a quien necesita asesorar a un cliente como este (hecho basado en un caso real):

-empresa que quiere eliminar un boletín de noticias en papel, que distribuía gratuitamente a sus clientes, para distribuir una versión electrónica enriquecida con capacidades multimedia

¿Qué le recomendarías a dicha empresa? ¿Crear una revista PDF? Pues bien, en los ordenadores de escritorio funcionaría —teniendo en cuenta que no te diera por usar un lector que no sea el Acrobat Reader y que no lo tuvieras desactualizado (muchas capacidades sólo funcionan desde el Reader 9 en adelante).

Pero ¿qué pasaría con los usuarios que quisieran leerlo en un tablet? Pues que el PDF se convertiría en un medio totalmente plano y exclusivamente gráfico, perdiendo toda la riqueza multimedia del formato…

En consecuencia, tendrías el gran dilema de si no recomendarle, además, crear un formato app (con el coste adicional que eso generaría); o bien, si no decirle que ni PDF ni gaitas, e irte al "terreno neutral" de crear un website HTML5: visible tanto en escritorio, como en dispositivos móviles…

Con el modo "ahorro de costes" en el que se está moviendo todo, ¿no os parece que la segunda opción sería al final en muchos casos la elegida? Y con ello provocando que el formato PDF se vaya relegando a una segunda o tercera opción en cuanto a distribuir contenidos multimedia/interactivos.

…y HTML5 gana otra vez, ¿o no?

Mi conclusión: HTML5 no sólo se ha "zampado" a Flash, la cosa es que se puede ir "cargando" algunas tecnologías multimedia más que funcionaban, como plugins de terceros, como Acrobat. Aunque eso, quizá me digáis, no es que sea malo necesariamente… ¿O sí? Me encantará escuchar vuestras opiniones en los comentarios…

Jesús Lobejón es director de Iddeco y consultor/formador en tecnologías de Apple y Adobe

2
Comentarios