Rogue Amoeba o las lecciones más amargas de aprender

10/09/2008 por Administrador

Durante la pasada WWDC, la conocida empresa de desarrollo de software para Mac, Rogue Amoeba, decidió mostrar una de sus tecnologías regalando una serie de CD´s entre los desarrolladores con LiveDisc Kit

Esta tecnología permite crear auténticos "Live CDs" con aplicaciones para Mac que funcionan directamente desde el disco, sin la necesidad de copiar aplicaciones a ninguna carpeta. Algunos desarrolladores habían expresado su interés en este tipo de tecnologías .... y una vez llegaron a casa, después de la WWDC, se olvidaron de la misma.

LiveDics es una tecnología open source y solo requiere que el desarrollador que la utilice añada una línea de atribución de software para Rogue Amoeba. Está construida alrededor de un plug in para InterfaceBuilder que permite crear un disco lleno de aplicaciones contruido alrededor de InterfaceBuilder. Solo hay que arrastrar unos archivos de la ventana de Librería y configurar varias propiedades en el Inspector, añadir una imagen de fondo y otros controles, guardar el archivo .nib correspondiente en la aplicación LIveDIsc.app y el LiveDisc esta completo. Además, se incluye en la tecnología un tutorial (inglés) con todo el proceso) y el código completo del plug in y la aplicación.

Hasta aquí, todo perfecto. LiveDisc puede descargarse de forma gratuita desde la página del desarrollador, Rogue Amoeba - ocupa 6 mb-.

liveDIsc_CD.jpg

Durante la WWDC, Rogue Amoeba distribuyó entre los desarrolladores aproximadamente unos 5.000 discos que "llamaban a casa" para comprobar el uso de los mismos y la validez de la campaña de márketing. Pero se llevaron lo que podría llamarse "un buen disgusto". De los 5.000 discos repartidos solo un 5,8% fueron utilizados. Los porcentajes son muy engañosos, pero si hablamos en valores absolutos, solo 288 desarrolladores usaron el CD e inspeccionaron su contenido. De 5.000.

Quentin Carnicelli, de Rogue Amoeba, en una de las pocas veces en que un texto leído adquiere todo su contexto emocional, dijo que "Quizás regalar CD´s no fue la mejor idea después de todo".

Despertares

Uno de los grandes problemas de toda esta historia se basa en una lección que se aprende a las malas. Por muy estupendo que sea lo que vendes, ya sea tecnología, ya sea cualquier otra cosa (y aunque la regales), has de despertar en el interesado la necesidad de usarlo, y para ello, no puedes confiar en la imaginación de la gente: has de darle siempre una serie de motivos y razones para el uso de "lo que sea", además de una serie de ejemplos prácticos, y a ser posible, que estimulen una visión comercial de forma que el interesado, en este caso, los desarrolladores, sean capaces de ver más allá de la aplicación en sí y encuentren un punto de integración en su flujo de trabajo.

Si bien este no es el mejor momento para los formatos ópticos debido al rapiñaje que han hecho en todo el mundo las entidades de gestión de derechos, esos vampiros vestidos de corbata que tantos disgustos están dando a la industria últimamente, el uso de una tecnología gratuita siempre debería ser bien recibida y podría abrir nuevos caminos sobre un soporte que es tan habitual como los soporte de papel y cuyos lectores son tan ubícuos como los televisores o las radios.

Es una lástima, una sincera lástima, tener que aprender estas durísimas lecciones a base de darse golpes, pero Quentin, ánimo, si además del disgusto, hubierais sido desarrolladores españoles, habríais tenido que pagar 850 euros de Canon por la cara bonita (aparte de los costes de estampación).

0
Comentarios