Una mañana en Radio 3

18/09/2012 por Alf

Hay un nosequé totémico en RTVE que hace que todo impresione más. Llegar a Prado del Rey, acercarte a La Casa de la Radio, pasear por pasillos llenos de "peceras" sin pez, esperando que una luz se encienda y la voz les de vida...

Es fácil, en nuestro mundo de podcasts caseros donde cada uno habla y repite las veces que sea necesario, donde colocas la música cuando te conviene y cortas a discreción, es fácil, digo, olvidar cómo se hace la radio. Cómo es la maquinaria que prepara, ajustada al segundo, la perfecta sucesión de voces, entrando y saliendo, las canciones en su determinado orden y no otro, para que todo encaje en el tiempo estipulado, como se suele decir, con las señales horarias.

Es impresionante, y produce cierto vértigo, ver a Juan Pablo Silvestre, director y presentador del programa Mundo Babel, desplazarse por papeles manuscritos, hojas impresas, guiones... y que siempre le de tiempo a entrar cuando debe y salir airoso -como sólo él sabe.

Pero Mundo Babel no es un programa al uso. Ni es música, ni es información (sólo música, sólo información), Juan Pablo actúa como un "crupier" que va dando cartas a los invitados y éstos tienen que decidir sobre la marcha cómo van a responder al envite. Más o menos sabes a qué vas, qué se espera de ti... pero como dueño y señor del "cotarro", Juan Pablo puede cambiarte la carta sobre la marcha, y espera que respondas a la altura...

Así que poco "relax" cabe dentro de Mundo Babel, hay que estar atento porque cuando menos te lo esperas puedes descubrir que todos los ojos de la mesa están fijos en ti y no hay escondite o subterfugio que lo disfrace.

¿Lo mejor? Como siempre la gente. Conocer a Juan Pablo, escuchar a Fernando Saizal, maestro de (la) voz (también llamado profesor de canto), capaz de detectar si alguien tiene nódulos en la garganta sólo escuchándole... o la espectacular Lapor, bloguera, intelectual y además bellaartesana como un servidor... Es difícil no entusiasmarse al descubrir cuánta gente interesante camina anónimamente a nuestro lado, si tan sólo les prestáramos un poco de oreja y atención.

Si queréis escuchar mi aportación a Mundo Babel, podéis hacerlo dentro de la web de Radio Nacional, en la sección A la carta, haciendo clic en este enlace.

Tampoco quiero cerrar este atisbo al mundo de la radio sin dejar de mencionar que mi historia de amor con la radio se remonta hasta la añorada Radio Juventud (lo que es ahora, ¡qué casualidad! Radio 3) en la que hice un trabajo escolar visitando gran parte de los programas y entrevistando a los locutores... ¡Quién me lo iba a decir!

Por descontado, ¡espero volver! y ¡espero que os guste!

pd.: También podéis escuchar el siguiente programa, donde participa mi buen amigo José Antonio Gelado

0
Comentarios