La hora de Jonathan Ive

30/10/2012 por Alf

Hace prácticamente un año escribí un artículo llamado Apple, ¿quién se quedará y quién se irá? en el que repasaba rápidamente la gente que había ido dejando la manzana, unos voluntariamente y otros forzosamente, y me preguntaba de los que quedaban (lógicamente, de la parte pública y visible de la empresa) cuántos acabarían dejando el barco una vez que el pegamento que los mantenía unidos (Steve Jobs) desaparecía y cada uno daba rienda suelta a sus propias inquietudes, ambiciones, filias y fobias.

Era inevitable, desde mi punto de vista, que algunos de los grandes ejecutivos sintieran desapego o distanciamiento una vez que el líder visionario desaparece y a los que quedan les toca seguir adelante. Además, la personalidad de su sucesor, Tim Cook, aunque enérgico y con ideas claras, no puede ser más diferente del cofundador de Apple.

A lo largo de este año numerosas veces ha salido en los medios el presunto choque de trenes que suponían Jonathan Ive y Scott Forstall -a la sazón, los dos "protegidos" de Steve Jobs. Por ejemplo: Pelea interna por el diseño del interfaz, o ¿Tiene Apple un problema con Scott Forstall?

Uno, Jonathan Ive, responsable del diseño industrial de Apple, reconocido icónicamente allá donde aparece uno de sus productos y el otro, Scott Forstall, máximo artífice de iOS, la vaca lechera que ha hecho de Apple el gigantesco emporio que es en la actualidad.

Hoy sabemos que, en ese choque de trenes, Scott ha descarrilado y Jonathan ha ganado velocidad. Ive se hará cargo de la supervisión del diseño de los interfaces tanto de OS X como de iOS. Si a esto añadimos que también la dirección de software de iOS y OS X será común (a cargo de Craig Federighi) podemos ver que en las próximas versiones de ambos sistemas operativos se establecerá una unidad de criterio funcional y estética que ya empezaba a ser evidentemente necesaria.

Jonathan Ive conduce un Bentley Brooklands

Hace un par de meses Vanity Fair declaraba que Tim Cook y Jonathan Ive eran los nuevos "poderosos" de la industria. Ahora es más verdad que nunca.

El diseño industrial es algo muy complejo. Todos hemos tenido (sufrido) la experiencia de intentar montar algo y exclamar "pero qué mal diseñado está", o de comprar algo y que se rompa "al tercer día" (es decir, mucho antes de lo que razonablemente se podía esperar que se rompiera).

Y sin embargo, cuando algo está bien diseñado es muy fácil no advertirlo. Lo encontramos natural, lógico, definitivo. Que algo no tenga puntos débiles, o esté equilibrado, sea armonioso, no tenga "diseñismos" (ornamentos superfluos, una manera de firmar diciendo "un diseñador estuvo aquí") nos parece, cuando lo encontramos, que es como debería ser y adoptamos su uso sin dedicarle mayores pensamientos.

Y sin embargo, ¡qué pocas veces encontramos objetos así! en qué pocas ocasiones dejamos de usar un objeto por agotamiento, no por haber quedado inservible.

Ahora Jonathan Ive va a poder aplicar su proceso de depuración a las líneas de diseño de los sistemas operativos de Apple, y sus usuarios esperamos que elimine los "diseñismos" (vale, en inglés se dice skeuomorfismo pero esa palabra no hay quien la entienda), esos ornamentos que intentan abstraer el interfaz de su auténtica función digital con adornos como tapices de fieltro, ribetes de cuero, restos de hojas arrancadas en calendarios,... y encuentren una forma de expresar su esencia de una manera clara, directa y auténtica, al tiempo que hacen que sea más sencillo comprender su funcionamiento porque permanecen fieles a su naturaleza, sin esconderla detrás de artificios.

La casa de Jonathan Ive en Somerset, Inglaterra. Esperemos que tarde muchos años en volver a ocuparla, serán buenas noticias para Apple.

Por todo ello, es la hora de Jonathan Ive. Confiemos que su trayectoria en el software sea tan brillante como en el hardware... y, por nuestro lado, tenemos la certeza de que los tiempos futuros serán interesantes en Apple.

0
Comentarios
  • #1 por José A. Calvo el 30/10/2012
    Si Ive acaba con la horrible deriva al skeumorfismo que impera en iOs, bienvenido sea.
  • avatar
    #2 por --452754-- el 30/10/2012
    Yo veo a Ive como "EL" sucesor de Steve con algunas debilidades, pocas, pero existen, ya que creo que es difícil de superar al gran revolucionario.
  • #3 por yules el 30/10/2012
    Hay algo que me ha sorprendido hoy por partida doble. Muchos indígenas evitan que les hagan fotografías porque según ellos éstas les roban el alma. Algo de cierto hay en que las fotografías con frecuencia dejan traslucir rasgos del carácter de las personas que no se aprecian en 3 dimensiones y en movimiento y que, con frecuencia, sorprenden ingratamente al propio fotografiado.

    En este sentido, me ha sorprendido ver esta mañana en Applesfera una fotografía de grupo que no conocía, de varios ejecutivos de Apple, y al verla me he dicho que si hubiera tenido que predecir quién de los personajes que aparecen en ella podría ser fuente de conflictos en el futuro, no hubiera pensado en Forstall: http://www.applesfera.com/apple/huracan-en-las-altas-esferas-de-apple-scott-forstall-y-john-browett-abandonaran-la-compania

    Unas horas después, he vuelto a ver en Applesfera otra fotografía de grupo, que ilustraba un nuevo artículo y he pensado que no hacía sino confirmar la sensación que me había provocado la primera, y por eso me he decidido a comentarlo públicamente: http://www.applesfera.com/curiosidades/quien-es-scott-forstall

    ¿Alguien tiene la misma sensación que yo al ver esas fotos?
  • #4 por Ian el 30/10/2012
    La discusión de "Skeumorfismo sí, skeumorfismo no" es un debate muy vivo entre los diseñadores de interfaces. Ahora la moda dice "Skeumorfismo no"; esta tendencia es evidente en interfaces en el extremo opuesto, para mí tan poco atractivas, como la de Windows 8. Sin embargo, la mayor parte de los expertos (y no usuarios) que he leído dejan el asunto en "Skeumorfismo depende". Creo que Ive no va a saltar a una postura de radical minimalismo, sino primar la "usabilidad" de la interfaz, potenciada mediante su aspecto visual.

    Además, creo que la implementación varía mucho dependiendo de la plataforma de la que hablemos: en iOS, la tan criticada tendencia nos permite identificar las aplicaciones con un rápido vistazo. Esto no pasa en Windows 8, donde todo es muy parecido y hay que fijarse en el contenido más de lo recomendable. Por otro lado, este modelo no resulta tan útil en OSX (veamos por ejemplo la agenda, dónde la interfaz, en forma de librito,aporta bien poco).
  • #5 por Ian el 30/10/2012
    Por cierto: ¿qué pasa con el rederizado de las fuentes de Faq-Mac? Es terrible en casi todos los navegadores que he podido probar (Safari, Chrome...). ¿A qué se debe?
  • #6 por rafa espada el 30/10/2012
    #5 ummmmmmmmm yo las veo perfectas!!! ¿?¿? puedes poner una captura de pantalla? te dejo una mía: http://ttiki.com/43890

    La captura de pantalla es de Safari, pero lo veo igual en todos. No será que tienes en preferencias Generales desactivado el suavizado de textos?
  • #7 por ivan561 el 30/10/2012
    Aqui la pregunta es, ¿Ive puede con toda la carga de trabajo?
  • #8 por Acasita el 30/10/2012
    ¿Este tipo es el responsable del desastre de diseño del iMac y de las pantallas de Apple?
  • #9 por Alf el 30/10/2012
    #7 No creo que Ive sea de los que se meten a dibujar él cómo tienen que ser los menús. Dirá esto tiene que ser así o asá y me lo enseñáis y vemos si vamos bien...
  • #10 por dueta el 30/10/2012
    Desde que lo vi en la primera Keynote, Scott Forstall siempre me ha dado mala espina.

    En cambio, Ive siempre me ha tenido enamorado. hay algo que haya diseñado que no sea excelente?

    Pocos diseñadores tienen expuestas obras suyas en museos contemporaneos al lado de artistas de la talla de Van Gogh, Dalí, Warhol o Kansdisky...

    Jonathan Ive es uno de ellos:
    http://www.moma.org/collection/artist.php?artist_id=25843
  • #11 por Alf el 30/10/2012
    #3 Yules, yo creo que los tiempos cambian. Es probable que cuando Forstall desarrolló Aqua para Mac OS X él se viera de una manera, cuando supervisó Snow Leopard (creo que fue esa la que supervisó) de otra y con el subidón de su protagonismo a través de iOS y los miles de millones de dólares que su división ha hecho ganar a Apple se haya visto de otra. Y sus aspiraciones han cambiado hasta dejar de ser un jugador de equipo para querer ser el nuevo Steve Jobs (al menos eso es lo que se cuenta en los mentideros).

    Hay que recordar (y no es hacer leña del árbol caído) que buena parte de la "mala prensa" que ha tenido Apple ha caído en su área de responsabilidad:
    - él fue el propulsor de que los dispositivos se sacaran del campus de Apple para probarlos más extensamente, lo que llevó a la pérdida y infame caso del iPhone 4 perdido y hallado en un bar.
    - Siri fue una tecnología que se presentó en iOS y que luego no ha rendido como sus demostraciones parecían prometer.
    - ¡Qué decir de los mapas! Su presentación de los mapas era como si, efectivamente, estuviésemos ante la nueva maravilla tecnológica de Apple... y mira la que se ha liado.

    El detonante, aparte de estar enfrentado con gran parte de la cúpula (Ive, Mansfield, Cue) ha sido, según coinciden todos los medios, que se negó a firmar la carta de disculpa por el fiasco de los mapas, argumentando que era una exageración y que apple no necesitaba hacer nada y que los corregirían con el tiempo.

    Al final fue el director general el que asumió la responsabilidad... y eso se paga.

    Por contra, Bob Mansfield, que ya había oficialmente anunciado su retirada, no tuvo problemas en firmar una carta disculpándose por la decisión de retirar los productos Apple de la certificación EPEAT. Hoy ha vuelto a Apple y tiene una división bajo su mando.

    Tal y como lo expresó Steve Jobs, en Apple se exige "accountability", es decir, que cada uno sea responsable de sus actos y -como ha quedado claro- se valora la humildad de retractarse cuando uno la caga (especialmente si salvas la cara del director general).

    En el caso de Ive, no sólo se responsabiliza de sus actos (también él patinó con el acabado de Cube, cuyo plástico se craquelaba por el calor) sino que lleva su humildad al límite, dejando que sean otros los que le atribuyan el mérito.

    Creo que todos los jefes y aspirantes de Apple deben haber tomado nota de qué actitudes se esperan de ellos si les llega el caso.
  • #12 por yules el 31/10/2012
    No, si la versión "oficial" me parece verosímil y razonable, pero me sorprendió que esas fotos parecieran decir otra cosa: En una de ellas Ive, aparte del jolgorio, mirando a Forstall de un modo peculiar y en la otra, con Jobs, también dando la imagen de quien está en otra emisora y no participa de la jovialidad colectiva. Será por aquello de que uno no se puede fiar de las apariencias.
  • #13 por Alberto Lozano el 31/10/2012
    Alf,
    (En el caso de Ive, no sólo se responsabiliza de sus actos (también él patinó con el acabado de Cube, cuyo plástico se craquelaba por el calor)

    No tengo muy claro eso del calor, el "craqueado" no era real, eran unas estrías que aparecían en todos los cubes como consecuencia del diseño, complicado por la forma, de la matriz de inyección.
  • #14 por Alf el 31/10/2012
    #13 Albert, es probable que esté equivocado, ya que hablaba (escribía) de memoria. El caso es que esos defectos (impensables en la Apple actual) lastraron aún más un producto que estuvo mal posicionado en precio y que acabó... congelado, cual cubo (de hielo).
  • #15 por Tito el 01/11/2012
    #12 a mi Ive me parece una persona muy introvertida y tímida, solamente lo recuerdo una vez actuando en una Keynote (la de la presentación del iPhone), hablando con Jobs desde las butacas con su Motorola Razr. Después de eso, vídeos de estudio preparados al milímetro.

    No le gusta estar al frente, me parece un hombre de oficio, cerrado en su laboratorio haciendo su "magia" y creo que al final es lo que todos esperamos, bastante prensa rosa hay de futbolistas, actores y cantantes, para que ahora metamos a los del gremio tecnológico.