133 4
133 4

Ahora que me encuentro en la situación de trabajar con un ordenador personal, en el que tengo mucha información, y un ordenador corporativo, donde la información personal no tiene sentido, he de encontrar nuevas formas de trabajar con ambos.

A la hora de trabajar con estos dos tipos de ordenadores, es factible que necesites información que puede considerarse como personal en el ordenador de la empresa. Es una muy mala idea dar de alta cuentas personales dentro de ese ordenador, porque inmediatamente se incorporará esa información al esquema de trabajo y realmente no debe estar allí, aunque hay formas de conseguir compartir esa información y6 mantenerla sincronizada, especialmente cuando se trata de archivos y aplicaciones. Empecemos por estas últimas.

Hay varias consideraciones a tener en cuenta a la hora de trabajar con aplicaciones, específicamente con aquellas descargadas en la Apple Store, entre ambos ordenadores. Para empezar, aunque no desde alta tu cuenta iCloud y sí utilices tu ID de Apple en la App Store, quedaron en Acceso a Llaveros “rastros” de tu contraseña y no es cuestión de identificarse continuamente y buscar luego contraseñas en Acceso a llaveros o similar, así que hay que adoptar una perspectiva diferente, basándose en las propias características de los servicios de Apple.

La opción más interesante es funda un “En Familia” donde tu ID principal son “los padres” y tienes una ID secundaria que solo usas tu. Desde el primer momento en el que Apple puso en marcha “En Familia” trabajé con un esquema similar en el que soy el administrador y hay un par de ID para mi mujer y mi hija, pero tengo una segunda cuenta personal, una cuenta iCloud “secundaria” de forma que en cualquier ordenador puedo darla de alta, como es el caso de este ordenador corporativo, para luego decidir qué y qué no estará disponible. Así, por ejemplo, las aplicaciones compradas por toda la familia en la App Store para Mac, incluyendo todas las aplicaciones de productividad (y otros contenidos como libros, por ejemplo), estarán disponibles, pero puedo “desenrolar” en cualquier momento a esa ID de “En Familia” y desactivar todas esas aplicaciones del ordenador corporativo en cualquier momento, o incluso cambiar la contraseña y sacarlo de otras opciones como es el correo, calendarios, etc. pero mantengo sincronizadas las aplicaciones que puedo comprar y necesitar. Lo mismo ocurre, por cierto, con dispositivos móviles, ya que el esquema funciona igual, accediendo a mis aplicaciones compradas en la App Store.

De hecho, esta es la forma de trabajo: compartir información, solo aquella que me interesa, con esta cuenta secundaria, para poder de forma externa decidir qué, cuando y cuanta información quiero permitir.

Lo mismo ocurre con los archivos: esta segunda cuenta secundaria tiene acceso a sus propias cuentas corporativas de Drive, Dropbox e incluso OneDrive, y con esas cuentas solo comparto desde mis cuentas personales aquellos archivos y carpetas que son relevantes para mi trabajo, dejando que a sincronización haga el resto en lugar de (y de nuevo, es muy mala idea) dar de alta mis cuentas personales dentro de un ordenador que no me pertenece.

SI te enfrentas a esta situación en el futuro, esta es la mentalidad: no añadas cuentas personales, sino usa una cuenta “externa” con la que compartir información como único punto de entrada para luego poder controlar el flujo de información que se comparte de forma externa, incluso cuando no tienes o puedas dejar de tener acceso a esa máquina corporativa.

Categorías para este artículo


Join the Conversation

4 comentarioss

  1. Alejandro Villarroel

    Hola, entiendo que utilizas equipos macOS en el trabajo y en la casa, podrías dar recomendaciones para el uso de equipo con windows en el trabajo y macOS en casa, en que habitualmente es necesario compartir archivos por medio de alguna nube (Dropbox, google drive, otro), ¿recomiendas de igual forma crear una cuenta secundaria? ¿como se gestiona las carpetas compartidas? Gracias

    1. Carlos Burges Ruiz de Gopegui

      Sí. Básicamente tienes tu cuenta personal y tu cuenta “profesional” tanto si es la empresa como si eres tu el que la has creado. Para transvasar solo de forma limitada información desde la cuenta personal hacia la profesional, que es lo que estoy haciendo yo ahora mismo, comparto solo un reducido número de carpetas desde la cuenta personal hacia la profesional. Compartir estas carpetas ese sencillo: añades al usuario de la cuenta profesional con derechos de edición (o a veces, solo de lectura) pero te permite granularizar la información compartida o incluso, cortarla de raíz. Funciona con todos los servicios “mayores” como Dropbox, OneDrive, Google Drive, etc.

  2. Gombau

    Eso lo haces en dos máquinas distintas? o lo haces con dos usuarios distintos en el mismo Mac?

    1. Carlos Burges Ruiz de Gopegui

      Dos máquinas distintas. En el caso de dos usuarios distintos dentro de la misma máquina la aproximación debería ser “local”.