184 3
184 3

EL Mac mini acaba de superar un hito y esta vez no es una buena cifra: lleva 1.000 días sin actualizarse, lo que lleva camino de convertirse en 3 años, y hace pensar sobre el futuro de este ordenador.

El Mac mini no es propiamente un ordenador de Apple como tal. No fue concebido por los ejecutivos de la compañía, sino que fue una decisión de los inversores para ofrecer a los clientes de la compañía un punto de acceso barato para los usuarios que quisieran probar un Mac y dar el salto desde Windows. Así, su hardware se ha visto siempre penalizado durante muchos años con procesadores lentos, capacidades de almacenamiento limitadas e incluso cambios en su hardware para evitar que se convirtiera en una máquina interesante para muchos usuarios.

De hecho, llego un momento (creo recordar que con el Mac mini mid 2011 y late 2012) en el que el Mac mini se convirtió en una opción para muchos usuarios avanzados de Mac por una razón muy sencilla: como Apple no se había ocupado especialmente en cambiar ciertas características de hardware, era relativamente fácil para un usuario con unos pocos conocimientos técnicos poder no solo ampliar la RAM del equipo, sino también sus unidades de almacenamiento pudiendo colocar por ejemplo 2 unidades SSD dentro, llo que convertía a esos Mac Mini con procesadores core i5 e i7, con suficiente RAM, en máquinas muy interesantes para trabajar. Sí, sus limitados capacidades gráficas no permitían jugar con ellos, pero si eran capaces de mover un par de pantallas sin problemas a 1080p y durante esos dos años esos modelos se convirtieron en una especie de perita en dulce que incluso se cotizan al alza en el mercado de segunda mano si han sido adecuadamente actualizados.

En 2014, con el último modelo, Apple decidió “cortarle las alas” de forma que los usuarios no pudieran meter mano a las tripas del ordenador para actualizarlo con facilidad (más bien, resultaba imposible actualizarlo) con lo que el Mac mini volvió a ser lo que era, una maquina de puntos entrada, más o menos barata, pero poco apropiada para la mayoría de usuarios establecidos en el Mac que buscaban un ordenador potente y rápido (con unos retoques hechos por ellos mismos) para tareas administrativas.

Y desde entonces, en 2014, Apple no ha actualizado el Mac mini. De hecho, en muchas ocasiones, se ha llegado a pensar y no sin razón, que en cualquier momento la compañía de Cupertino le cortaría las alas y el Mac mini desaparecería de la gama de producto. Ahora, con 2,7 años sin actualizarse, y aunque no llega a las cifras en fechas del Mac Pro, hay que empezar a pensar qué quiere hacer Apple con este Mac o si va a sobrevivir al cambio de década.

Categorías para este artículo


Join the Conversation

3 comentarioss

  1. Ramón Boj

    Desde luego a Apple le interesan sólo los portátiles y el iMac. Un iMac 27” 5K es casi igual de potente que un MacPro, 1.000€ más barato y tiene una pantalla excelente. El Mac mini podríamos decir que lleva 5 años sin actualizarse, porque el modelo 2012 y 2011 se podía comprar con procesadores i7 4core, mucho más potentes que el modelo actual y, como bien has dicho, en estos modelos es relativamente sencillo montar dos unidades de disco para tener una capacidad de almacenamiento interna brutal o dos SSD rapidísimos, a gusto del consumidor.

  2. krollian

    Hay quien dice que no lo actualizarán para que lo sustituyas por un iPad. Pues no.

    Yo creo que si lo actualizan sin bloquearlo demasiado al usuario, habría un repunte de ventas seguro. Procesador al día, 16 Gb de RAM y una gráfica decente junto con puestos USB, USB-C, Thunderbolt 2 ó 3 ya sería suficiente.

  3. rosuna

    Alguna explicación debe tener, pero yo no se la encuentro. El Mac mini debería ser tan potente como un iMac, pero sin pantalla. Hay muchas personas que quieren reducir el coste de su entrada en el mundo Mac, y ya tienen pantallas, o que quieren separar la CPU de la pantalla, por lo que sea. Lo peor de los Mac mini han sido siempre las gráficas y los discos (lentísimos). No cuesta nada ofrecer una tarjeta gráfica estándar y discos Fusion Drive o SSD. Pero no. Han preferido no hacerlo. Una pena. Creo que han perdido clientes y han frustrado a otros.

    Quizá el bicho modular Pro que quieren sacar sean cajas como la del Mac Mini pero apilables, y podamos adquirir la unidad básica a un precio razonable y con especificaciones suficientes. A ver. Lo que está claro es que un Mac Mini asequible, para uso doméstico, no lo veremos ya.