119 0
119 0

Apple, en la última actualización de macOS Sierra, ha hecho cambios al respecto de la aplicación Consola y los privilegios de usuario.

Básicamente, ahora un usuario sin derechos administrativos, es decir, una cuenta normal no puede acceder a los registros (logs) cuando abre la aplicación Consola, de forma que solo verá una ventana blanca con el interfaz de la aplicación sin ningún contenido.

Consola es una aplicación que permite leer los registros del sistema y aplicaciones, y se usa con frecuencia para inspeccionar procesos y errores para determinar el rendimiento o los problemas que tiene un Mac. Ahora solo un usuario con derechos administrativos tendrá acceso a estos contenidos.

macOS Sierra ha modificado la forma en la que se trabaja con los logs con un nuevo sistema llamado Unified Logging.

Categorías para este artículo

Join the Conversation