699 0
699 0

Siri, el asistente de iOS, es capaz de realizar muchas tareas si se le dan las órdenes adecuadas. Es bastante inteligente, pero requiere que la información esté estructurada lo mejor posible, y en ocasiones nos cuesta crear, en este caso, recordatorios precisamente por esa falta de estructura.

Así, sin esa estructura, los recordatorios que le indiquemos acabarán siendo inútiles porque Siri será incapaz de tomar nota correcta de los mismos.

Para evitar este problema debemos construir las indicaciones que se le dan al asistente bajo la siguiente estructura:

Acción -> información -> Fecha o ubicación

Por ejemplo:

Recuérdame llamar a Antonio el jueves a las 11 de la mañana

en el caso de un recordatorio geolocalizado hay que indicarle:

Recuérdame llamar a mi sobrina al salir (o llegar) del trabajo

CaS2e7_WIAAEZpT.png-largeEn el primer caso no hay ningún misterio: le estamos indicando a Siri una fecha específica. Podemos hacer variaciones sobre la forma en la que le indicamos la fecha. Si simplemente le decimos un día de la semana, creará el recordatorio el siguiente día de la semana expresado. Si necesitamos ser más específicos, deberemos indicarle numéricamente el día y el mes y después, la hora.

En el caso de los recordatorios geolocalizados para facilitar su creación, deberemos indicarle a Siri el valor de la ubicación, que también podemos configurar en la aplicación Contactos al respecto de las ubicaciones. Así le resultará mucho más sencillo a Siri reconocer esas ubicaciones y rápidamente añadirlas al recordatorio.

Categorías para este artículo

Join the Conversation