La nueva generación del Magic Mouse trae más novedades de las que se ven, escondidas dentro del propio ratón para intentar mejorar la experiencia de usuario aunque la funcionalidad sigue siendo la misma. Así, la transición de la anterior generación a la siguiente es totalmente transparente y las mejoras las notarás a lo largo del tiempo.

No ha cambiado nada peor ha cambiado todo. El nuevo Magic Mouse, que viene ya con los nuevos iMac y también está disponible como dispositivo independiente, es una evolución de la anterior generación que busca mejorar algunos puntos clave del dispositivo para hacer su usabilidad más cómoda al usuario.

Externamente no hay cambios: la misma superficie pulida superior, las mismas opciones de interfaz, el mismo uso cómodo de este ratón que en mi caso ha logrado desplazar a ratones tradicionales debido a su superficie táctil que me permite una mayor libertad a la hora de desplazarme a través de contenidos.

Pero vayamos por partes, y empecemos dándole la vuelta al ratón. Es aquí donde nos encontraremos con la primera diferencia y es que las pilas desaparecen en favor de una batería interna. La carga de esta batería se hace a través de un puerto Lightning que ha sido el primer punto de controversia acerca del diseño del ratón. Colocado en la base del mismo, resulta imposible seguir utilizando el ratón mientras se está cargando, un problema que no resulta ser tanto. Deja el ratón cargando durante 2 minutos y tendrás suficiente carga para acabar el día (unas 9 horas) y dejarlo cargando por la noche o simplemente unas 2 horas para tener una carga completa que dura según Apple aproximadamente 1 mes, aunque esto dependerá del uso que se le de al ratón.

IMG_1651

El Magic Mouse 2 se puede cargar mientas está apagado y de hecho, puedes el cargador del iPhone, iPad para no tener que utilizar el ordenador. Carga volando: hasta tal punto que las quejas sobre el diseño e implementación del puerto Lightning son innecesarias: levántate, date una vuelta, estira las piernas y sigue trabajando cuando vuelvas hasta la noche.

ovxnr4y3aauyxgnj
Foto: iFixit

También notarás que el botón de encendido, que se mantiene en la misma ubicación es ahora más pequeño y discreto y las bandas de deslizamiento están aproximadamente 1 milímetro más separadas. El material de estas bandas ha sido reemplazado por uno que ofrece menos fricción, lo que comparado con otra de las características que no se ve del Magic Mouse 2 (pero se siente) que es la ligereza, hace que sea más cómodo desplazarlo y yo diría que incluso es mucho más preciso, aunque Apple no ha indicado que haya habido cambios en el sensor de lectura de superficie, yo diría que ahora el Magic Mouse usa una resolución mayor (es solo una apreciación) y resulta más cómodo y de nuevo, preciso, para trabajar.

IMG_1645

Al respecto de su interior, el ratón viene con menos partes móviles pero con, como ya es habitual en Apple, pocas opciones para una reparación en casa. Complicado de desmontar, el puerto Lightning viene soldado con la batería por lo que si algo va mal ambas partes deben ser reemplazadas.

Volvamos a darle la vuelta para seguir con el Magic Mouse 2 y su uso. Este ratón necesita OS X 10.11 El Capitan y Bluetooth 4 para funcionar. No podrás usarlo con versiones anteriores de OS X, y adicionalmente, tiene un bug en su implementación en OS X que espero Apple solucione en futuras actualizaciones de El Capitan.

Captura de pantalla 2015-10-27 a las 14.16.35La conexión del ratón es tan sencilla como la del Magic Keyboard: conectas el ratón con el cable Lightning al puerto USB del Mac y se auto enlaza inmediatamente, aunque es factible hacerlo también vía método tradicional usando el panel de control Bluetooth y se nota el uso de Bluetooth 4 con un enlace rapidísimo.

Sin embargo, el uso del cable para el enlazado es extremadamente útil y cómodo para los usuarios noveles o para evitar el problema de tener que conectar un ratón al Mac, solo tener el Magic Mouse 2 pero no saber cómo utilizar el teclado para acceder al panel de control y enlazarlo a golpe de tecla.

Captura de pantalla 2015-10-27 a las 14.19.22

La gestión del ratón y sus opciones se realiza a través del panel de Control ratón donde podemos ajustar el comportamiento del mismo excepto en dos características (que deberían estar en el panel de control, por cierto), que son la velocidad de desplazamiento y la inercia del mismo. Esas opciones están disponibles (vaya usted a saber por qué) en el panel de control de Accesibilidad en la sección Teclado y Ratón. Pues bien, cuando solicitamos las opciones del ratón la velocidad de desplazamiento está ahí, pero la activación o desactivación de la inercia, no. Esto no ocurre con el Magic Mouse de primera generación: basta conectarlo para que las opciones reaparezcan.

Captura de pantalla 2015-10-28 a las 16.04.29

En resumen: el Magic Mouse 2 mantiene las características de usabilidad de su predecesor y su atributo mágico y los cambios lo hacen acreedor de que los usuarios de esta ratón lo miren con cariño para olvidarse de las pilas y aprovechar su adelgazamiento y mejoras en cuando a deslizamiento sobre todo tipo de superficies.Con un precio de 89 euros, el Magic Mouse se sitúa en la parte alta gama de los ratones, pero su superficie táctil configurable y drivers en el mercado que permiten una mayor personalización aún lo convierten en una alegría si te viene con un nuevo iMac, en un objeto de deseo si tienes el de primera generación y estás contento o en un capricho que acabará viviendo permanentemente en tu escritorio.

Puedes, también, echar un vistazo al resto de revisiones de la gama Magic:

Categorías para este artículo

Join the Conversation

6 comentarioss

  1. pabloguti

    Y ahora la pregunta que llevo esperando pronunciar mucho tiempo. ¿Que hay del peso del ratón? Utilicé la anterior versión encantado mucho tiempo, pero al final tuve que cambiarlo por uno “normal” con cable debido a su excesivo, para mi, peso. Acababa con la mano agotada al cabo de unas horas. Llevo mucho esperando una versión más liviana mucho tiempo, y me pregunto si es el momento de intentarlo.

    Gracias.

    1. Carlos Burges Ruiz de Gopegui

      El Magic Mouse original pesaba, con las pilas, 99 gramos. En la web de Apple se indica que aproximadamente es el mismo peso, aunque extrañamente se nota más ligero en la mano. El problema muchas veces con los ratones no es el peso, sino el índice de fricción del mismo con la superficie. El ratón puede pesar mucho, pero si se desliza suave la percepción de ese peso no se nota. Depende mucho del material del ratón destinado al deslizamiento y en muchos casos, a una limpieza del mismo cada cierto tiempo.

  2. erretxea

    «Este ratón necesita … Bluetooth 4 para funcionar»

    ¿Esto significa limitaciones en cuanto al hardware del ordenador? No entiendo las especificaciones que arroja el perfil de sistema de mi iMac en lo relativo a bluetooth:

    Versión del Software Bluetooth Apple: 4.4.2f1 16391 (¿A esto te refieres con Bluetooth 4?)
    Hardware, características y ajustes:

    Compatible con Bluetooth LE: No
    Compatible con Handoff: No
    Compatible con Instant Hotspot: No
    Fabricante: Broadcom
    Transporte: USB
    Chipset: 2046
    Versión del firmware: v208 c518

      1. erretxea

        Vaya, ese artículo se me pasó de leer… Gracias. Tengo el 2.1+EDR, así que para usar un M. Mouse 2 tengo que cambiar el Mac. Ya se me pone un poco más cara la cosa 😀

  3. Alquimista

    Este artículo de MacBidouille (http://macbidouille.com/news/2015/11/05/magic-mouse-2-la-suite) relata el gran desastre del Magic Mouse 2.

    Aunque en pequeña defensa de Apple he de decir que según sus especificaciones (https://support.apple.com/kb/SP730?viewlocale=es_ES&locale=es_ES) sólo funciona bajo El Capitán, eso no justifica el absoluto desastre que causa cuando alguien lo utiliza con sistemas anteriores.
    Tampoco sé si el mal funcionamiento una vez actualizado a El Capitán es propio de esa versión o si la ha heredado del anterior, aunque una vez reinstalado desde la partición de recuperación eso no debería ser así, ¿no?

    Especialmente preocupante es la frase: “Le problème est connu. Toutes les nouvelles Magic Mouse 2 et clavier sans fil seraient défectueux et modifieraient les préférences systèmes souris et provoqueraient des Kernel Panic.”

    Aún así las respuestas del operario de AppleCare son de traca.