Una sentencia descubre algunas curiosidades del caso Apple contra Samsung

La batalla legal entre Apple y Samsung abarca más de 20 casos en 10 países diferentes, dentro de un mercado que espera que supere, sólo en el segmento de las tabletas, ventas superiores a los 50 millones de unidades en 2011, de las cuales al menos 30 millones corresponderán al iPad. Como rutina, las empresas solicitan al juez que declare el sumario secreto, para evitar que revelen públicamente secretos industriales, de procedimiento o diseño.


39 0
39 0

 

En las 65 páginas que utiliza el juzgado para denegar la petición de Apple para que ejercer una prohibición preventiva contra Samsung, la jueza Lucy Koh intentó reescribir casi dos docenas de frases o fragmentos de párrafos eliminando frases y referencias que referían a detalles específico de las acciones de las partes. Pero, debido a una característica del formateo en la anterior versión electrónica, el material escrito originalmente podía recuperarse si se copiaba texto desde el PDF y se copiaba en otro documento. La versión disponible actualmente ya no lo permite.

Según las partes reescritas, los estudios propios de Apple muestran que sus clientes están poco predispuestos a cambiar iPhones por dispositivos Samsung. Por el contrario, la evidencia sugiere que el aumento de ventas de teléfonos inteligentes Samsung se producirá a expensas de otros fabricantes que también utilizan el sistema operativo Android, escribió la jueza Koh.

En sus argumentos contra la prohibición, Samsung (a su vez proveedor de Apple) dijo que Apple no podría responder a la demanda del mercado de smartphonesKoh reflejaba este argumento en las partes editadas de la sentencia. Sin embargo, también calificaba ese argumento de Samsung como “dudoso”, al ver las evidencias que Apple presentaba para refutarlo, mostrando su capacidad de satisfacer la demanda a largo plazo.

 

Otra de las partes ahora eliminadas hablaba de los acuerdos de patentes de Apple con IBM y Nokia (de los que ya hablamos hace unos días) ,  y ofrecidos también a Samsung durante las negociaciones de Noviembre de 2010, cinco meses antes de que Apple empezara las demandas contra Samsung en los Estados Unidos.

Aunque los atisbos que se han podido encontrar en la sentencia no contienen ninguna revelación destacada, sí que ofrece una mirada indiscreta sobre el tipo de discusiones y argumentos que se utilizan en estos juicios por patentes.

Categorías para este artículo

Añade un comentario