La columna de Alf: Ambivalencias sentimentales

En este agosto tan lleno de eventos informáticos ya toca ir haciendo resumen... (desde el punto de vista Mac, Campusmac ha borrado del mapa a la CampusParty valenciana, por mucho concurso de robots que hayan organizado - y es uno de los objetivos cumplidos de Campusmac, construir una...


114 0
114 0

En este agosto tan lleno de eventos informáticos ya toca ir haciendo resumen… (desde el punto de vista Mac, Campusmac ha borrado del mapa a la CampusParty valenciana, por mucho concurso de robots que hayan organizado – y es uno de los objetivos cumplidos de Campusmac, construir una alternativa “sostenible” donde los Macs no sean tratados como Quasimodos informáticos -donde los iMacs son la joroba) Por ejemplo, tal y como era previsible, vieron la luz nuevos PowerMac G4 .

En un acto modesto, únicamente ante medios de comunicación, se presentaron los nuevos equipos. Se acabaron las puestas de largo de antaño, donde cada equipo presentado estaba (o aparentaba estar) destinado a cambiar el rumbo de la vida de sus usuarios. Ahora se trata únicamente de comunicar el nuevo soporte de todos los programas que funcionan sobre la plataforma Mac (conviene no olvidar que la apuesta de Jobs ha sido por el soft, no por el hard).

Doscientos gramos de procesador, cuarto y mitad de disco duro, reorganización de las estanterías y nuevo de regalo vienen a resumir lo que tenemos.

La presencia de dos procesadores en todos los equipos ya no es consecuencia de la batalla perdida de los megaherzios. Ahora viene impuesta más porque tenemos un sistema operativo específicamente diseñado para trabajar con ellos. Así que se matan dos pájaros de un tiro. La suma de los dos procesadores dan una cifra argumentable ante el mundo Wintel y la utilización de Unix permite que se aprovechen mejor esa distribución de la carga de trabajo.

Yo mismo, en esta columna, al pasar la Macworld, reclamaba la necesidad de que Apple no abandonara los debates que tienen lugar permanentemente en la vida cotidiana de todos los Macniáticos (va por ti, Budy 😉 y por bastantes de los que utilizan Wintel. Que está muy bien Rendezvous, Inkwell, Bluetooth y la madre que los trajo al mundo. Pero que lo que los usuarios queremos son megaherzios, teclados y ratones inalámbricos -y puede que con más botones-, cien gigas de disco duro, todo por el mismo precio y si nada de esto es posible o factible, al menos una rebaja de los precios escandalosa.

En resumen, queremos competencia… es decir, que Apple pueda competir, dentro de la saga de Chip Wars, en el ataque de los Wintel clones (los otros episodios ya los hemos vivido, y seguro que todos podeis ubicarlos: La guerra de las galaxias, El Imperio contrataca, El retorno de Jedi -ésta es muy buena ;-)-, La amenaza fantasma,..).

O sea, que el pasado 13 de agosto Apple presentó nuevos equipos.

Y yo me acuerdo del libro de John Sculley “De Pepsi a Apple”, cuando comenta el segundo anuncio que iba a presentar Apple en la SuperBowl. El año anterior, “1984” de Ridley Scott había eclipsado absolutamente el partido. Una vez que apareció, ya sólo se habló del anuncio.

Pero para realizar la segunda parte, Ridley no estaba disponible y contrataron a su hermano, Tony Scott que realizó “Lemmings”. Llegó el intermedio de la SuperBowl, se hizo el silencio, todo el mundo expectante miraba las grandes pantallas esperando el anuncio de Apple.

Se presentó, la gente lo vió… y continuaron atentos al partido. No pasó nada. Se había perdido la magia del anterior anuncio.

Pues lo mismo me sucede a mi cada vez que se presentan nuevos equipos. Quiero que aparezcan, pero cuando lo hacen, me doy cuenta que en realidad me es indiferente.

Creo que es Juan Diaz quien, cada vez que sale el tema de la “necesidad de nuevos equipos más rápidos” en el chat (y ya sabes a que canal de chat me refiero, ¿verdad? 😉 pregunta con acerada profundidad “¿y qué más te da? ¿es que te lo vas a comprar?”

Y es cierto. Mis previsiones de compras de equipos no son, como pronto, hasta primeros del año que viene. Y si las cosas no viene fáciles, es posible que siga una año más (o dos). La mayor parte de la gente que conozco está satisfecha con el Mac que tiene (al contrario que los que utilizan Wintel, que la ilusión les dura un año como mucho)… algunos ni siquera utilizan Mac OS X y no piensan en comprarse uno próximamente.

La mayor parte de los usuarios queremos que salgan nuevos PowerMacs para mirarlos en el escaparate y soñar… o presumir de ellos como algunos presumen del Real Madrid o del Barça.

Objetivamente, mi deseo debería ser que no salieran equipos mejores hasta que yo haya vendido los mios, porque cada revisión los devalúa un poco más. Pero subjetivamente, quiero que salgan cuanto más avanzados mejor, para que cuando yo tenga la posibilidad de comprarme la última de las últimas máquinas posibles saber que mi máquina va a ser un “maquinón” durante muchos años.

Así que esos son los sentimientos ambivalentes que tengo con los G4 ó G5… (mientras se hable en genérico, debería haber un acuerdo multinacional para representarlos como G$ que es de verdad lo que significa 😉 ¿Me entendeis?

En fin, a ver si pronto salen nuevos equipos, porque algún año podré comprarme uno nuevo… o no.

Seguiremos informando.

Alf

Categorías para este artículo
  • Sin categoría

Añade un comentario